Artículos En Español

Por primera vez… el Miami cubano de los años 70 en las fotos de Josefina Tarafa

Posted By Jose Antonio Evora
October 20, 2020 at 3:45 PM

Oferta de platos cubanos en un restaurante de Miami, Florida, década de 1970. Fotografía: Josefina Tarafa / archivo University of Miami (cortesía: Cuban Heritage Collection, Miami Dade College).

Después de haber documentado con Lydia Cabrera la supervivencia de los ritos ancestrales africanos en Cuba, Josefina Tarafa registró como artista la transformación de Miami en una ciudad estadounidense reinventada por los cubanos.

Por primera vez, esas imágenes estarán a la vista del público en la exposición  “Remaking Miami: Josefina Tarafa’s Photographs from the 1970s” (Rehaciendo Miami: Fotografías de Josefina Tarafa en los años 70”en español), que abre el jueves 5 de noviembre en la Cuban Legacy Gallery (Galería Legado Cubano) de la Freedom Tower (Torre de la Libertad), en el downtown de Miami.

REMAKING MIAMI: JOSEFINA TARAFA’S PHOTOGRAPHS OF THE 1970S 

Eran los años 70, y sin haberse recuperado del vértigo que representó la masiva llegada de cubanos al sur de la Florida después de 1959, los miamenses se vieron caminando a diario entre carteles de “Mi Tío Guarapera Cafetería”, “Rabo Encendido: Arroz Blanco y Frijoles Negros, $2.29”, “Botánica Santo Niño de Atocha, Imágenes Religiosas, Completo Surtido de Hierros de Santería” y “La Lechonera”.

Ahí están para atestiguarlo las fotos de Tarafa, tomadas aproximadamente entre 1971 y 1978, durante los cuales ya hay en Miami una comunidad cubana establecida más allá de la condición inicial de refugiados, dice el curador de la muestra, el crítico e investigador de arte José Antonio Navarrete.

“El lenguaje es el medio de comunicación principal de una cultura, y el español era un instrumento importante para construir la visibilidad de los cubanos en la ciudad”, agrega Navarrete. “El criterio fue hacer una sinopsis de todo el material, alrededor de 150 fotografías, y debía adaptarlo a las condiciones del espacio. Lo que me interesó fue seleccionar un grupo de fotos que de alguna manera fuera una representación del conjunto”.

El núcleo de la exposición es el registro de los anuncios de servicios o de negocios escritos en español en la ciudad, y “con las imágenes escogidas me propuse hacer una sinopsis de la diversidad del trabajo de Tarafa”, explica Navarrete.

“Fifí” Tarafa Govín en Social, La Habana, vol. XIV, No 5, mayo 1929, p. 51 Fotografía: Rembrandt (cortesía: Cuban Heritage Collection, Miami Dade College).

Conocida como Fifina, o Fifi, Josefina Tarafa y Govín nació en La Habana el 27 de agosto de 1907 y falleció en Miami el 30 de septiembre de 1982. Descendiente del coronel mambí Jose Miguel Tarafa, Josefina era copropietaria de Azucarera Central de Cuba, S.A., que administraba en Matanzas los centrales Cuba y Santo Domingo y era la cuarta mayor compañía azucarera de capital no estadounidense en la isla. Su familia era también dueña del central España.

Al exiliarse, la filántropa y artista cubana vivió primero en Roma y después en Londres. De allá viajaba a visitar familiares en Miami, la ciudad que tan bien conocía desde los años 30 y cuyas progresivas transformaciones se le revelaban en cada nueva visita precisamente porque podía comparar el antes con el ahora.

Josefina Tarafa con su perro Cocuyo en Roma, Italia, 1964 Fotografía: Lydia Cabrera Papers / archivo University of Miami (cortesía: Cuban Heritage Collection, Miami Dade College).

“Puede que en un día fotografiara varios sitios, pero la idea era desarrollar una documentación extensa del fenómeno que investigaba con su cámara”, manifiesta Navarrete. Lo hizo aplicando una estrategia: “los carteles son la manera en que la gente habla de sí misma en el espacio público. En estas fotografías los cubanos [de Miami] hablan de sí mismos en los negocios abiertos en la ciudad”.

Todas las fotos son en blanco y negro, indica el curador.

“Me parece que es de una gran sofisticación la manera en que Tarafa estudia el problema de la translocación cultural y de la transculturación, porque está viendo a través de esos carteles, de los anuncios de los negocios, como los cubanos están transformando y rehaciendo la ciudad”, comenta. “Son fotos del paisaje urbano muy bien concebidas, y que tienen como punto focal el letrero escrito en español”.

Restaurante “La Lechonera”, localizado en el 3199 SW de la Calle Ocho, en pleno corazón de Miami. Fotografía: Josefina Tarafa / archivo University of Miami (cortesía: Cuban Heritage Collection, Miami Dade College).

De acuerdo con el censo de 1970, observa Navarrete en el texto del catálogo, entonces la comunidad de inmigrantes representaba todavía menos de la mitad de la población de Miami, apenas 41.8 por ciento. Y de esos 140,207 inmigrantes, 107,445 eran cubanos, el 75 por ciento.

Las fotografías de Tarafa combinan una aguda observación antropológica con la visión artística, refiere el curador en el texto de presentación. Permiten apreciar cómo los cubanos crearon las condiciones para constituirse en una comunidad visible en Miami, y cómo contribuyeron a transformar la ciudad no solo económica y socialmente, sino también culturalmente.

“Si bien estos temas nos parecen hoy intrínsecos a la antropología urbana, recordemos que, utilizando la fotografía para acumular evidencias, Tarafa se centró en el registro de signos lingüísticos como vehículos primarios para la configuración y la comunicación de la identidad”, escribe Navarrete. “Así reveló su mayor interés de investigación: los procesos de transferencia cultural que, en este caso, comprendieron la translocación de aquellos elementos culturales traídos por los cubanos”.

Supermercado El Oso Blanco, en la calle Flagler cerca de la Avenida 12, en Miami, en una foto tomada en 1971. Fotografía; Josefina Tarafa / archivo University of Miami (cortesía: Cuban Heritage Collection, Miami Dade College).

Al colaborar con Lydia Cabrera en lo que la autora de “El Monte” llamaba sus “excursiones folclóricas”, Tarafa no solo tomó buena parte de las fotos que luego aparecerían en el libro: también se encargó de hacer muchas de las grabaciones, algunas de las cuales pueden consultarse hoy en el archivo digital del Smithsonian, accesible en internet.

El texto de presentación recuerda que, en los años 60, la Torre de la Libertad era “El Refugio”, el sitio donde el gobierno federal procesaba la documentación de los cubanos recién llegados a Miami y les brindaba asistencia médica y social.

Al preguntársele por qué la institución que acoge la muestra se interesó por las fotografías de Tarafa, la directora del Museo de Arte y Diseño (MOAD) y de la galería Legado Cubano, Rina Carvajal, subraya que la institución es responsable de las colecciones especiales del Miami Dade College.

“Parte de la misión de esas colecciones es divulgar la historia de la inmigración cubana”, afirma Carvajal. “Hay un gran interés en investigar esos grandes artistas que han tenido un impacto en la cultura local; que han producido obras importantes en Miami o que han mirado la cultura de Miami de una forma original, como es el caso de Tarafa”.

La exposición Remaking Miami: Josefina Tarafa’s Photographs from the 1970s” abre el jueves 5 de noviembre en la Cuban Legacy Gallery, Freedom Tower, 600 Biscayne Boulevard: jueves 1:00-8:00 pm; miércoles, viernes y sábado 1:00-6:00 pm. Mas información: mdcmoad.org.

 

ArtburstMiami.com es una fuente sin fines de lucro de noticias sobre teatro, danza, artes visuales, música y artes escénicas. Suscríbase a nuestro boletín y nunca perderá un artículo. 

 

latest posts

Conversando con Rafi Maldonado sobre los hombres que ba...

Posted By Orlando Taquechel,

Una oportunidad de tomar licencia artística y explorar más allá de tendencias, limitaciones y estereotipos.

Archivos del MDC: sinónimo de preservación del patrimon...

Posted By Jesús Vega,

Una carrera contra el tiempo para hacer transferencias digitales de materiales amenazados por el desgaste de los años.

SERAPHIC FIRE APORTÓ SU BÁLSAMO SANADOR

Posted By Sebastián Spreng,

“Aún aquí, música de amor y plaga” resumió en menos de una hora lo mejor de Seraphic Fire.