Blog

Arte provocador en una extraordinaria galería virtual

Posted By Jose Antonio Evora
December 3, 2020 at 3:14 PM

Pedro Luis Rodríguez Cabrera (Peyi): Sin título (2005). Acrílico en papel, cortesía de Art Code Space.

En realidad, son dos experiencias simultáneas: ver las magníficas obras de un grupo de artistas que pintan y dibujan sin temor al qué dirán, y la otra, entrar en una galería sin haber ido a visitarla. Una galería virtual que, por cierto, fue concebida antes de la pandemia, en 2018, con el propósito de “democratizar” la experiencia artística y que, por fortuna, ha servido para rescatarla este año.

La exposición se llama “I Thought I Was Asleep” (Creí Que Estaba Dormida, o Creí Que Estaba Dormido), con obras de la colección permanente de NAEMI, las siglas de National Arts Exhibitions of the Mentally Ill, o Exposiciones de Arte de los Enfermos Mentales. El nombre de la galería virtual es Art Code Space, “abierta” hace poco más de dos años por un equipo multidisciplinario de programadores digitales e historiadores de arte especializados en arte contemporáneo.

Con unos cuantos clicks usted entra a la galería, camina de un lado a otro (y si quiere, oye incluso el sonido de sus pasos), se detiene frente a cada pieza y se acerca o se aleja para verla detenidamente. No es que el concepto sea nuevo: lo que ocurre es que, en este caso, está muy bien hecho y da la sensación de haber reservado el espacio para una visita privada.

Isaac Crespo: “La noche del Centauro” (2016). Tinta sobre cartulina, cortesía de Art Code Space.

Desde los insondables relieves cromáticos del entrañable Peyi (el pintor y diseñador Pedro Luis Rodríguez Cabrera) hasta los excelentes dibujos de Damián Valdés Dilla – con ecos del maestro Gustavo Acosta – e Isaac Crespo, y el fotorrealismo-pinup de Yaniel Agrafojo, “I Thought I Was Asleep” sumerge al espectador en una dimensión-otra, sobre todo al que está acostumbrado a pararse delante de las piezas en la galería física y ahora debe mover el mouse, o el dedo sobre la pantalla, para hacer algo que representaba una experiencia única.

Jorge Alberto Cadi: “No hay nada” (2018). Técnica mixta en libro, cortesía de Art Code Space.

Afortunadamente, también aquí la experiencia es singular. La extraordinaria calidad de las reproducciones digitales, la libertad con la que quien “visite” Art Code Space puede detenerse a mirar cada pieza –a fin de cuentas, cuando estamos físicamente en la galería tampoco podemos tocarlas–, y la posibilidad de volver una y otra vez sobre nuestros pasos sin ser impertinentes en presencia de los demás, acrecientan el margen de comodidad del espectador y renuevan la curiosidad.

Misleidys Castillo: “Mujer” (2018). Acrílico en papel, cortesía de Art Code Space.

La mayoría de los artistas son cubanos, entre ellos –además de los ya mencionados– Misleidys Francisca Castillo Pedroso y Jorge Alberto Hernández Cadi, “El Buzo”. De acuerdo con un artículo publicado en The Miami Herald que cita al director ejecutivo de NAEMI, Juan Martín, el arte reunido por la organización no es muy comercial, y algunas personas incluso lo consideran un tanto amenazador.

Corto documental sobre uno de los artistas, “El Buzo”

Para referirse a esos artistas, Martín usa la palabra “outsiders”, un término acuñado en 1972 por el profesor británico Roger Cardinal y que vendría significando algo así como ajenos, intrusos, forasteros. “A ellos no les interesa un estilo, ni tampoco si su arte puede venderse o no”, le dijo Martín al diario, según una nota de prensa difundida por NAEMI y Art Code Space para promover la muestra. “Su única motivación es hacer arte”.

Damián Valdés Dilla: Sin titulo (2020). Tinta sobre papel, cortesía de Art Code Space.

Aunque haya mucho de cierto en esa apreciación, decir que a estos artistas no les interese comercializar sus obras es una idea paternalista. Si bien la gestión de NAEMI al coleccionarlas es altamente encomiable, porque les abre un nicho y se esfuerza en propiciar su reconocimiento, no creo que la audacia formal y conceptual de las personas que pintan y dibujan al filo de trastornos mentales deba confundirse con una absoluta displicencia.

Robert Wright: “Car” (2000). Técnica mixta, cortesía de Art Code Space.

Crear sin temor al qué dirán no siempre entraña un desinterés del artista por el reconocimiento del valor comercial de su trabajo. Si Van Gogh viviera hoy, probablemente caería en la órbita de NAEMI, una versión contemporánea de su hermano Theo.

El título de la exposición se deriva de un cortometraje documental del poeta estadounidense Frank Stanford (1948-1978), “It Wasn’t a Dream: It Was a Flood” (No era un sueño, era una inundación).

“Ellos pensaron que estaba dormido; yo también pensé que estaba dormido y que soñaba, pero no fue un sueño, fue una inundación”, dice, citando a Stanford, el texto que presenta la muestra. “El arte del ‘outsider’ tiene su momento de lucidez cuando está sujeto a menos reglas, o cuando [el autor] está dormido, o despierto dentro del sueño. Lo cierto es que todo es válido en el subconsciente y, por lo tanto, tiene una explicación real y ahí radica la magia de estos artistas, en su autenticidad, en ser un arte que no se reconoce como tal”.

Yaniel Agrafojo: Sin título (2019). Creyón sobre papel, cortesía de Art Code Space.

Para el equipo de Art Code Space, atraer espectadores vía internet a una exposición de arte es poner un pie en ese futuro que ya está aquí. Se trata de crear espacios virtuales y salas de exposición como expresiones de una tendencia actual en la que “debemos hablar de usuario más que de espectador, de interacción más que de contemplación, y de experiencia más que de recepción”.

“I Thought I Was Asleep” podrá verse hasta el sábado 16 de enero en el sitio de internet https://www.artcodespace.com/viewing-room/1-i-thought-i-was-asleep-outsider-art-exhibition/. La venta de obras contribuirá a la misión de NAEMI en apoyo de artistas que se recuperan de enfermedades mentales, la promoción del arte hecho por minusválidos y la búsqueda de nuevos espacios para exhibirlo, incluso galerías comerciales, así como el mejoramiento de la autoestima, la formación profesional y el desarrollo de la independencia de esos artistas.

Gary Brewer: Sin título (2000). Acrílico en papel, cortesía de Art Code Space.

ArtburstMiami.com es una fuente sin fines de lucro de noticias sobre teatro, danza, artes visuales, música y artes escénicas. Suscríbase a nuestro boletín y nunca perderá un artículo.

 

 

 

latest posts

Arts leaders divulge navigating virtual events during M...

Posted By Josie Gulliksen,

Despite the pandemic, the Arts & Business Council of Miami continues its long-running Miami Arts Marketing Project workshop series. The most recent one, held virtually in late March and titled “Impactful Virtual Arts Events,” and led by Aubrey Swanson, founder of Auboom Media a social media consulting, brand management and training business. Lending their expertise on virtual events were six

‘La que se va a armar’: Estreno mundial en ...

Posted By Wilfredo Ramos,

Un grupo de actores españoles en Miami y la aventura de reabrir el Teatro 8 de la Pequeña Habana.

Colonial Currents: Black Women, Water, Trauma and Bapti...

Posted By Sergy Odiduro,

Water-based imagery, the female physique and powerful testimonies are all interwoven in Colonial Currents: Black Women, Water, Trauma and Baptism, an interdisciplinary film essay by Alexis Alleyne-Caputo.