Artículos En Español

Una controvertida novela sobre Batista intenta deshilvanar la historia… 61 años después

Posted By Daniel Fernández
March 23, 2020 at 7:50 PM

Zoe Valdés afirma que su novela “Pájaro lindo de la madrugá” está dedicada “a esa Cuba decente de antaño”.Fotografía: Tania Assaf (cortesía). 

“La historia la cuentan siempre los vencedores, nunca los vencidos”, dice uno de los personajes de “Pájaro lindo de la madrugá”, la nueva novela de Zoe Valdés sobre Fulgencio Batista y Zaldívar, último presidente de Cuba. Para unos fue un dictador, para otros, un gran líder; pero no se puede discutir que, aunque controvertido y polémico, es una de las figuras más trascendentes de la historia cubana y del continente.

Después de 61 años de comunismo aún perduran los restos del esplendor económico y cultural al que llegó el país bajo Batista pero esta no es una novela para justificar al presidente que tuvo que abandonar el país al verse traicionado por su propio ejército y por los norteamericanos, lo que dio paso a los guerrilleros de Castro. No se disimulan sus culpas al compararlo con el descalabro político, económico y social en que cayó el país después.

En este contexto, uno de los protagonistas aclara: “Batista no necesita ninguna justicia. Batista está ahí con su historia, para todo el que quiera saber de ella, y enterarse de quién fue”. 

“Mi abuela era muy batistiana porque había sido muy antimachadista”, comenta Zoe Valdés, autora de “Pájaro lindo de la madrugá”. Fotografía: Félix Antonio Rojas (cortesía).

Entonces, ¿por qué esta obra? La propia autora nos responde desde su hogar en París: “En 1992, estaba revisando algunas notas en mis Diarios, y descubrí que hacía referencia a mi abuela y a sus anécdotas sobre Batista. Mi abuela era muy batistiana porque había sido muy antimachadista. En mis diarios yo ponía la letra B, para evitar que se supiera de quién hablaba. Entonces, mientras revisaba esos cuadernos de mis diarios me dije, ‘voy a averiguar más sobre Batista, voy a conocer más de lo que me contaba mi abuela’. Fui a la Biblioteca Nacional, en Cuba, y […] Encontré tanta información que nos habían escamoteado ese mismo día, que me dije: ‘Aquí hay una novela’. […] La idea no me abandonó nunca”.

A través del encuentro de dos personajes casi centenarios, Elbio y Arsenio, que vivieron de cerca la historia de las últimas décadas de república, y que, aclara Valdés, son la combinación de varias personalidades que ella entrevistara, la novela va deshilvanando las malas costuras de una historia escamoteada a partir de 1959. Uno de los aspectos más tergiversados es la figura de Batista. De origen campesino, hijo de mambí y criolla, su biografía es el paradigma del “self made man”, alguien que supo encumbrarse con su constante esfuerzo desde lo más humilde hasta lo más alto y que, aun con sus defectos, supo dejar un legado de creatividad, prosperidad y desarrollo en un país con una larga tradición de corrupción y pandillerismo en el poder.

Arsenio llega de Miami, donde su nieta Ada (especie de cameo a lo Hitchcock de la autora, confiesa Valdés) confecciona una tesis sobre el último presidente, para que su amigo de siempre, Elbio, que se ha quedado en la isla padeciendo todas las consecuencias en su natal Veguita (donde también nació Batista), le cuente su versión de los hechos para la tesis de Ada. Los protagonistas repasan una y otra vez la historia y también entrevistan a otros personajes que darán su opinión. El espectro va desde los fervientes batistianos, como la abuela de Ada, hasta Esmelinda, que no le perdona el “golpe de estado” de 1952 al “Hombre”, porque con él “le sirvieron en bandeja de oro el pretexto perfecto” a Castro para darse a conocer con su asalto al Cuartel Moncada en 1953. Valdés y algunos de sus personajes consideran ese llamado golpe de estado un cuartelazo, “donde no hubo ni un solo muerto”.

“La historia la cuentan siempre los vencedores, nunca los vencidos”, dice uno de los personajes de “Pájaro lindo de la madrugá” (ALGAIDA; primera edición / 2020)

Valdés revela que invirtió muchas décadas en investigar esta parte tan sepultada de la historia de Cuba, y aclara que lo hizo sin becas ni apoyo financiero. Aunque sí reconoce que muchos la ayudaron proporcionándole información y también las personalidades que le concedieron entrevistas, como Santiago Rey Pernas, senador de la república, que la pone en contacto con la familia Batista.

En Los Ángeles encontré a Aurelio de la Vega, que había pertenecido a un núcleo de artistas, periodistas e intelectuales que aconsejaba bastante a Batista en relación a la cultura. […] Aurelio de la Vega me abrió mucho las entendederas hacia el personaje tan preocupado por la cultura y cultivado que fue Batista”, agrega Valdés.

Valdés entrevistó a miembros de la familia de Batista, especialmente sus hijos, quienes le aportaron la visión de hombre de familia. En la novela también se encuentra Beno, el apodo que la madre del futuro presidente le adjudicó desde niño al joven que se inició en las rudas labores del cañaveral, primero como aguador y luego como machetero. Batista desempeñó numerosas labores humildes antes de entrar en el ejército. Lector voraz, su formación autodidacta y su carisma lo van encumbrando hasta que en 1933 protagoniza la llamada Revolución de los Sargentos, inicio de su carrera política.

Esa es una de las mayores sorpresas que aporta este libro al lector, la de presentar a Batista como un revolucionario preocupado por los humildes, porque era humilde su origen. Mucho averiguó Valdés sobre Batista, su época y sus logros. La novela está colmada de datos, también hay anécdotas, leyendas, chismes. Los amantes de la historia se darán banquete y para todo cubano este es un libro imprescindible que además cuenta con iluminadoras notas al pie de página y una cronología que va de 1868 a 2019.

“No todo se ha dicho, y ojalá se diga mucho más” – agrega Valdés. “Batista merece que se le sitúe en la posición que le corresponde, como uno de los grandes hombres de Cuba. Esperemos que además de esta novela, y de las biografías anteriores, surjan numerosos proyectos e ideas sobre el tema”.

La conversación de Elbio y Arsenio se desarrolla en distintos escenarios de la isla y está pespunteada con lugares y situaciones de la Cuba actual, como un hombre que asesina a una mujer en plena calle, y un coito en el boulevard de San Rafael coreado por los transeúntes y filmado con teléfonos en videos que habrían de hacerse virales en las redes sociales.  La novela cierra con la muerte de Fidel Castro y su sepelio en 2016.

Hacia el final de “Pájaro lindo de la madrugá” uno de los personajes se muestra optimista con respecto al futuro de Cuba; la autora aclara que no coincide con esa opinión pero: “El origen de ese lado tan optimista del personaje en cuestión corresponde precisamente a Rubén (Papo) Batista y a la familia Batista en general […] A ellos les debía ese punto de vista, aunque no sea el mío. A ellos y a su decencia, como también […] a esa Cuba decente de antaño, a los que, como habrás leído, también va dedicada la novela”.

 

Nota: El lanzamiento en Miami de esta novela con la presencia de la autora ha quedado suspendido hasta nuevo aviso. En el blog de Zoe Valdés, Libertad, verdad y vida se pueden ver entrevistas que sirvieron de base a la novela: https://zoevaldes.net/author/zoevaldes/

 

ArtburstMiami.com es una fuente sin fines de lucro de noticias sobre teatro, danza, artes visuales, música y artes escénicas. Suscríbase a nuestro boletín y nunca perderá un artículo.

latest posts

Conversando con Rafi Maldonado sobre los hombres que ba...

Posted By Orlando Taquechel,

Una oportunidad de tomar licencia artística y explorar más allá de tendencias, limitaciones y estereotipos.

Archivos del MDC: sinónimo de preservación del patrimon...

Posted By Jesús Vega,

Una carrera contra el tiempo para hacer transferencias digitales de materiales amenazados por el desgaste de los años.

SERAPHIC FIRE APORTÓ SU BÁLSAMO SANADOR

Posted By Sebastián Spreng,

“Aún aquí, música de amor y plaga” resumió en menos de una hora lo mejor de Seraphic Fire.