Artículos En Español

Un inicio de temporada memorable para el Miami City Ballet

Posted By Orlando Taquechel
October 23, 2018 at 2:12 PM

El Miami City Ballet (MCB) dio inicio a su temporada 2018-2019 el viernes de la semana pasada en el Arsht Center de Miami con un programa espectacular compuesto por tres obras favoritas del público asiduo a sus funciones que sirvieron de marco suntuoso para celebrar el anhelado retorno de Jeanette Delgado a la compañía.

La noche abrió con “Concerto Barocco” de George Balanchine, incorporada al repertorio en 1987, continuó con “Company B” de Paul Taylor (que bailaron por primera vez en 1995) y cerró con “Tchaikovsky Piano Concerto No. 2”, también de Balanchine, que no es otra cosa que el famosísimo “Ballet Imperial” en versión editada, sin escenografía y con otro vestuario que data de 1973.

Esta es la temporada trigésimo tercera para la compañía, la séptima para Lourdes López como su directora artística y la primera para Tania Castroverde Moskalenko como directora ejecutiva.

López y Castroverde se dirigieron desde proscenio a los presentes antes de comenzar la función y reconocieron el legado de Toby Lerner Ansin y Edward Villella (los fundadores del MCB), agradecieron al público por su apoyo a través de los años y se congratularon mutuamente por ser mujeres con la oportunidad única de dirigir juntas una compañía “entre las mejores del mundo”.

La verdad es que uno no hace una afirmación de ese tipo frente a una sala con 2,400 localidades que parece estar sold-out si no se tiene la certeza de que lo que se va a presentar a continuación no te va a hacer quedar mal.

Definitivamente, López y Castroverde todavía deben estar celebrando porque la noche del viernes no solo justificó la expresión gracias a “Concerto Barocco” y “Company B” sino que superó las expectativas con “Tchaikovsky Piano Concerto No. 2”.

Como dato curioso y para aquellos que todavía tienen dudas sobre la importancia histórica de la danza como instrumento propagandístico baste recordar que tanto “Concerto Barocco” como “Ballet Imperial” formaron parte en 1941 de una gira cultural de buena voluntad por América Latina patrocinada por el Departamento de Estado Norteamericano que estuvo a cargo del American Ballet Caravan, una agrupación precursora del New York City Ballet.

Por supuesto que la cuestión política es tema para un artículo diferente pero la anotación al margen nos recuerda que “Concerto Barocco” y “Ballet Imperial” – piezas prototípicas del estilo Balanchine – fueron obras de probada eficacia comunicativa entonces y lo siguen siendo hoy.

“Concerto Barocco” utiliza la música del Concierto para dos violines en re menor, BWV 1043 de Johann Sebastian Bach. En esta oportunidad, los violinistas solistas fueron Mei Mei Luo y Dina Kostic y la dirección de la orquesta Opus One estuvo a cargo de Gary Sheldon.

La intrincada fluidez motora que caracteriza a “Concerto Barocco” fue mantenida en todo momento la noche del viernes por un cuerpo de baile que mostró precisión admirable en la ejecución. Ashley Knox y Simone Messmer resultaron adecuadas para los papeles protagónicos femeninos, pero Jovani Furlan en el único rol masculino del ballet tuvo sus tropiezos manejando a Messmer. Los tres bailaban la obra por primera vez. De todas formas, el resultado en general dejaría una buena impresión.

Después de un primer intermedio se presentó “Company B’’, que ambientada en la época de la Segunda Guerra Mundial utiliza las inolvidables canciones de las Andrews Sisters.

Es estimulante ver a los versátiles bailarines del MCB habitando con desenvoltura la coreografía de Taylor y añadiendo a los personajes una inusitada frescura multiétnica y multicultural.  Pero el despliegue de entusiasmo que aparece en primer plano no nos hace olvidar que en el fondo del escenario se mueven las siluetas de soldados que colapsan en el campo de batalla y como intérpretes ellos logran también proyectar la humanidad requerida por las circunstancias.

En este contexto, hay que reseñar tres solos sobresalientes: los de Kleber Rebello (“Tico-Tico”), Renan Cerdeiro (“Oh Johnny, Oh Johnny, Oh”) y Tricia Albertson (“Rum and Coca-Cola”). Jennifer Lauren y Alexander Peters son encantadores en “Pennsylvania Polka”. Emily Bromberg y Didier Bramaz bailan “There Will Never Be Another You” con grácil melancolía.

Una vez más, “Company B” reafirmó su condición de crowd pleaser y llegó entonces el momento de “Tchaikovsky Piano Concerto No. 2”, el plato fuerte del programa. La aparición de Jeanette Delgado fue recibida con un tímido aplauso pero a partir de ese momento, todo se confabuló para que la noche concluyera de manera espléndida.

Con su título original, esta obra ha formado parte del repertorio del MCB desde marzo de 2005 cuando fue estrenada con Mary Carmen Catoya y Renato Penteado en los roles principales y Katia Carranza en el segundo papel femenino. Definitivamente, una tríada gloriosa.

La coreografía de Balanchine demanda intérpretes virtuosos y el experimentado Penteado retoma trece años después un papel que le pertenece por completo para acompañar a Delgado, que descubrimos en la plenitud de su belleza. Ambos proyectan tener el dominio absoluto de sus facultades y el trabajo de pareja es impecable.

Gary Sheldon regresa al podio (“Company B” utiliza música grabada por razones obvias) y Francisco Rennó al piano demuestra ser un intérprete ideal para el romanticismo melodramático de Tchaikovsky porque posee la técnica y los atributos interpretativos necesarios para asumir el reto y salir victorioso de la experiencia.

Por su parte, Natalia Arja, Harrison Monaco y un exquisito Damian Zamorano, debutan de forma excelente en papeles solistas mientras Emily Bromberg y Samantha Hope Galler consiguen desempeños igualmente meritorios con material menos llamativo.

Pero “Tchaikovsky Piano Concerto No. 2” es una obra multitudinaria concebida para terminar por todo lo alto y así ocurre en la función que reseñamos. El público salta entonces de sus asientos para premiar a los intérpretes con una ovación estruendosa y gritos de aprobación.

En resumen, este primer programa de temporada del MCB fue un acontecimiento memorable que ya tiene un lugar entre lo mejor de este año en Miami.

latest posts

Doral expone en parques públicos esculturas monumentale...

Posted By Jose Antonio Evora,

“A veces una pintura me sugiere una escultura, y al revés”, dice Valdés.

Teatro cubano… punto de partida del teatro en español e...

Posted By Wilfredo Ramos,

Para acercarnos al teatro realizado en la lengua de Cervantes en Miami, nos vemos en la necesidad de hablar de exilio.

Molière en teatro virtual de la mano de NWSA 

Posted By Jose Antonio Evora,

“Aquí yace Molière, el rey de los actores. Ahora está haciendo de muerto, y de veras que lo hace bien”.