Artículos En Español

Un cierre espectacular para la más perturbadora de todas las temporadas

Posted By Orlando Taquechel
June 28, 2021 at 2:22 PM

Los bailarines de Dance NOW! Miami en “Anusim, what is hidden is never lost” de Baumgarten y Salterini.
Fotografía: Simon Soong (cortesía)

Entregados a la tarea de continuar documentando para la historia el regreso al interior de los teatros de las compañías de danza de Miami, asistimos el sábado 19 de junio al Miami Theater Center (MTC) de Miami Shores, para presenciar la función de Dance Now Miami (DNM), la compañía que fundaron y dirigen Hannah Baumgarten y Diego Salterini.

La pandemia, el paro forzado, la ansiedad sobre la reapertura de los teatros y la preocupación sobre la respuesta del público hicieron de la temporada 2020-2021 la más perturbadora de todas las temporadas.

Pero el público de Miami respondió de manera entusiasta a la convocatoria de DNM y a duras penas se mantuvo el requerido distanciamiento social. La función fue un verdadero sold-out del nuevo tipo, donde el público ocupa todos los asientos permitidos.

El programa incluyó dos estrenos en Miami, un estreno en Estados Unidos y un estreno mundial. Se presentaron dos videos, uno de ellos con fragmentos del “Quattro Stagioni” de Aurelie Mounier interpretado por Compagnia Opus Ballet, y la noche sirvió para actualizar a los presentes sobre las colaboraciones de DNM con otras compañías y sus planes para la temporada 2021-2022.

Mathew Huefner y Benicka J. Grant se despidieron del público de Miami con esta función. Fotografía: Simon Soong (cortesía)

Sin olvidar que fue utilizada también para anunciar que viajaban al día siguiente a un festival en Portugal y para despedir a dos de sus bailarines: Benicka J. Grant y Matthew Huefner.

Grant será recordada por el público de Miami como una intérprete siempre cercana a la perfección y Huefner, por sus dos actuaciones memorables de reciente creación: el Conquistador en “La Malinche” de José Limón y el Dorian Gray de Oscar Wilde en “Dorian’s Reflection” (“El Reflejo de Dorian”), la obra de Baumgarten y Salterini ubicada al final del programa.

Benicka J. Grant, Renee Roberts y Mathew Huefner en “Never Say Goodbye”, primera obra de Anthony Velázquez. Fotografía: Simon Soong (cortesía)

Uno de los momentos más emotivos de una noche espectacular en más de un sentido, fue ver a Grant y Huefner bailar juntos por última vez en “Never Say Goodbye” (“Nunca Digas Adiós”). La “primera obra” de Anthony Velázquez como coreógrafo que fue creada para ellos y para que Renee Roberts los dejara ir de manera desgarradora (¿quién mejor?). El resultado es un material especial adolorido y un trabajo de ocasión destinado a una vida efímera, pero sugiere que Velázquez es un creador que tiene muchas más cosas que decir.

DNM se ha caracterizado por una manera de hacer que enlaza la danza moderna y la contemporánea y el público ha aprendido a reconocer el estilo de ambos como creadores individuales, pero si hay algo que se espera con entusiasmo son sus obras de autoría compartida.

“Anusim, what is hidden is never lost” está inspirada en un episodio la historia judía que data de 1497. Fotografía: Simon Soong (cortesía)

En esta ocasión, fueron dos obras de grupo, de estreno en Miami: “Anusim, what is hidden is never lost” (en español, “Anusim, lo que está escondido nunca se pierde”), inspirada en un episodio la historia judía que data de 1497 y “Dorian’s Reflection”, basada en la archiconocida novela “The Picture of Dorian Gray”, publicada en 1890.

Curiosamente, tanto “Anusim…” (presentada al inicio) como “Dorian…” (considerada el plato fuerte de la noche) sugirieron a uno de ellos como la personalidad dominante en el proyecto. Así las cosas, “Anusim…” parece ser más Baumgarten que Salterini por su temática y el papel de la mujer como fuerza aglutinadora y la personificación de los efectos del conflicto. Mientras “Dorian…” es más Salterini que Baumgarten por su franqueza erótica y el protagonismo del hombre como agente que resiente e intenta alterar la progresión del conflicto.

“Dorian’s Reflection” está basada en la novela “The Picture of Dorian Gray” de Oscar Wilde. Fotografía: Simon Soong (cortesía)

Parafraseando a José Martí, se dice que solo los desagradecidos ven las manchas en el sol y “Dorian…” es un logro indiscutible, pero hay que señalar que tiene momentos en los que la voz en off, declamando citas extraídas del texto de Wilde, desestabiliza la puesta en escena y distrae.

De todas formas, “Anusim…” (que utiliza música de Federico Bonacosa) y “Dorian…” (con música de Davidson Jaconello) son obras que reafirman la madurez creativa del dueto Baumgarten-Salterini y fueron muy bien recibidas por el público. Bocanosa y Jaconello colaboran al éxito con composiciones originales espléndidas, ajustadas como guantes a la identidad particular de las coreografías.

Matthew Huefner es Dorian Gray en la puesta en escena de Baumgarten y Salterini inspirada en la novela de Oscar Wilde. Fotografía: Simon Soong (cortesía)

Las dos piezas cuentan también con los sobrios diseños funcionales de Bruce F. Brown (iluminación) y Haydee Morales (vestuario). Y en ambas, los integrantes de DNM se lucieron como lo que son, excelentes actores-bailarines. Julia Faris, Allyn Ginns Ayers, Benicka J. Grant, Isabelle Luu Li Haas, Matthew Huefner, David Harris, Joshua Rosado y Anthony Velázquez participaron en ambas. Renee Roberts se unió a ellos en “Dorian…”

La visita de cuatro de ellos (Ayers, Haas, Harris y Rosado) a un mundo diferente al de Baumgarten y Salterini, el de la imaginación expresionista del italiano Loris Petrillo, resultaría ser la experiencia más divertida de la noche.

(de izquierda a derecha) Allyn Ginns Ayers, Joshua Rosado, Isabelle Luu Li Haas y David Harris en “Caravan” del coreógrafo italiano Loris Petrillo. Fotografía: Simon Soong (cortesía)

La obra se llama “Caravan”, fue creada en 2010 para la Compagnia Opus Ballet y esta es la primera vez que se presenta en Estados Unidos. El disfrute de los intérpretes moviéndose al ritmo de la canción turca de Kronos Quartet es evidente y la respuesta entusiasta del público quizás consiga que Baumgarten y Salterini la mantengan en repertorio.

Las presentaciones de DNM han sido por años un claro ejemplo de que la danza puede dar placer intelectual sin alienar al público que solo busca entretenimiento y las obras presentadas en esta ocasión así lo reafirmaron.

Una vez en la calle, los espectadores se detuvieron frente del teatro y se quitaron las máscaras para intercambiar sonrisas y comentarios.

Por unos breves instantes, la “nueva” normalidad brilló por su ausencia y la escena parecía tener lugar en tiempos anteriores a la pandemia o quizás en el futuro, en un mundo donde COVID sea solo un mal recuerdo.

ArtburstMiami.com es una fuente sin fines de lucro de noticias sobre teatro, danza, artes visuales, música y artes escénicas. Suscríbase a nuestro boletín y nunca perderá un artículo.

latest posts

DIMENSIONS DANCE THEATRE OF MIAMI: UN PROGRAMA ESPLÉNDI...

Posted By Orlando Taquechel,

Una vez más, Kronenberg y Guerra no temen apostar por la belleza.

MIAMI CITY BALLET ANUNCIA SU TEMPORADA 2021-2022

Posted By Orlando Taquechel,

El estreno en Norteamérica del “Swan Lake” de Alexei Ratmansky es la máxima atracción.

Estados Unidos y México cierran el XXXV Festival Intern...

Posted By Jorge Herrera-Monroy,

Un estreno mundial y una obra que se presenta por primera vez en Miami.