Artículos En Español

LARRY VILLANUEVA DIRIGE ‘LA SOPRANO CALVA’ DE IONESCO EN EL BLACK BOX DEL MIAMI-DADE COUNTY AUDITORIUM

Written By Jose Antonio Evora
November 10, 2022 at 3:51 PM

Larry Villanueva, sentado, dirige una sesión de ensayos de “La Soprano Calva”, la obra de Eugene Ionesco que Arca Images estrena el jueves 17 de noviembre en el Black Box Theater del Miami Dade County Auditorium. Fotografía: Carmen Albernas (cortesía de Arca Images).

Miami tiene un genio (casi) clandestino que se llama Larry Villanueva. “Casi” porque mientras su formidable trabajo como actor, director y profesor de teatro y cine lo expone al público, su devoción monacal al arte parece dejarlo sin fuerzas para el exhibicionismo.

La buena noticia es que el jueves 17 de noviembre Villanueva estrena un montaje de ese clásico del teatro del absurdo que es “La Soprano Calva”, de Eugene Ionesco, con un elenco integrado por Alexa Kuve, Claudia Tomás, Laura Alemán, Gilberto Reyes, Ariel Texidó y Andy Barbosa. Subirá a escena en el Black Box Theater del Miami Dade County Auditorium, y las funciones serán a las 8:00 de la noche el jueves 17, el viernes 18 y el sábado 19, y a las 5:00 de la tarde el domingo 20.

Alexa Kuve, actriz y fundadora con Villanueva de Arca Images, y el actor Gilberto Reyes, en un ensayo de la obra. Fotografía: Carmen Albernas (cortesía de Arca Images).

“‘La Soprano Calva’ es muy importante para mí, porque fue la obra que me marcó en el teatro, la primera que vi en mi vida, allá en el Teatro La Danza, de Evelio Taillacq”, cuenta Villanueva en entrevista con Artburst Miami. “Nos llevó Teresa María Rojas después de una clase y yo quedé súper impresionado con todo lo que vi, con el elenco… todavía recuerdo los nombres de los actores. Esa obra me dio licencia para saber que yo también podía enloquecer”.

Habría que sumar, añade, todo lo que fue aprendiendo en el camino con películas como las de Luis Buñuel y Federico Fellini, “que me fueron abriendo puertas porque vi que alguien pensaba como yo”.

Los actores Claudia Tomás y Ariel Texidó en un momento de uno de los ensayos. Fotografía: Carmen Albernas (cortesía de Arca Images).

No es la primera vez que dirige un montaje de “La Soprano…” Lo hizo en 2012 con sus alumnos de la Academy of Arts & Minds, de Coconut Grove, donde llevó a escena cerca de 40 obras. La de ahora es una producción de Arca Images, la organización que él y Alexa Kuve fundaron hace más de 20 años y uno de cuyos actuales directores es el Premio Pulitzer de Teatro Nilo Cruz. Con Arca, Villanueva ha dirigido otras 20 producciones.

“Me hubiese encantado actuarla ahora, pero como es una obra que tengo tan en el tuétano, en mi sangre y en mis sueños, prefiero no actuar y dirigirla a la vez; prefiero verla desde fuera”, admite.

Reconoce que lo ha hecho antes, actuar y dirigir, y que lo ha disfrutado. “Pero porque no me ha quedado otro remedio, y tampoco es muy agradable”, comenta. “Aunque me hubiese divertido muchísimo actuar ahora en ‘La Soprano…’, como yo sé lo que quiero y me gusta crear mundos cuando dirijo, prefiero tener ese control de mi fantasía y plasmarla tal como la veo en mi mente”.

Laura Alemán y Andy Barbosa en sus respectivos personajes de “La Soprano Calva”, bajo la dirección de Larry Villanueva. Fotografía: Carmen Albernas (cortesía de Arca Images).

Todos los actores que ha reunido para esta puesta son de primerísima calidad y están respondiendo muy bien a las locuras que él les pide, asegura. Hablando de locuras, valga recordar que la primera es el título mismo de la obra. Ionesco escribió que le había puesto así porque en ningún momento aparece una soprano calva. Eso me recuerda la respuesta de Terry Gilliam cuando le preguntaron de dónde salía el título de su película “Brazil”, y dijo que no se le había ocurrido otra cosa.

“Yo les digo: ‘Miren, si el público entiende la obra, entonces no funciona”, explica Villanueva. “El público no puede entenderla, porque es una obra fragmentada en la que el autor no propone una historia lineal. Es una sátira a lo absurdo de la incomunicación, y no solo a los ingleses, porque los personajes son de una familia inglesa: también a nosotros”.

Todo el teatro de Ionesco tiene ese elemento de la locura, del absurdo, de las palabras y las acciones vacías, observa el director.

“Como dijo él en una entrevista: algo va a pasar, y no pasa nada”, comenta. “Siempre estamos esperando la catástrofe, y todo el mundo en ‘La Soprano Calva’ está esperando que pase algo, pero no pasa nada. Esa es la tragedia del ser humano: todo el mundo sabe lo que va a ocurrir al final, que es la partida, la salida de escena de cada uno de nosotros algún día, y ahí está lo existencialista de la obra. Mientras tanto, todo es una locura”.

Claudia Tomás y Ariel Texidó en otro momento de los ensayos. Fotografía: Carmen Albernas (cortesía de Arca Images).

Reconoce que obras difíciles y desafiantes como esta le atraen mucho, porque lo obligan a crear.

“Me pone a buscar donde no hay, y eso me mantiene enfocado todo el tiempo”, confiesa Villanueva. “Se convierte en un objeto tan interesante para mi psiquis que me enamoro. Cuando me ha tocado dirigir obras de esta complejidad intento desenredar ese misterio, y así uno llega a enamorarse”.

Le pido que haga una sinopsis de lo que el espectador va a ver en escena, y cuando por fin consigo vencer su resistencia, se arriesga con descripciones cortas: “Dos familias inglesas se reúnen y empiezan a hablar de la vida, y aunque no tienen nada que decirse, se dicen mucho”, responde Villanueva. “Es el mundo cotidiano de la incomprensión, del no comunicarse; la licencia y el espejo de nuestra locura”.

Arriba, de izquierda a derecha: Laura Alemán, el director Larry Villanueva, Claudia Tomás y Alexa Kuve. Sentados, de izquierda a derecha: Andy Barbosa, Ariel Texidó y Gilberto Reyes. Fotografía: Carmen Albernas (cortesía de Arca Images).

En los diálogos sigue la pauta del autor con bastante fidelidad, admite el director, pero donde se está dando gusto es en el subtexto. “Me estoy explayando en la historia que les doy a los actores para que tenga sentido lo que están haciendo, porque el actor necesita saber qué está haciendo, cuáles son sus objetivos y sus obstáculos”, dice.

“A veces les estoy dando esos objetivos fragmentados, porque no se trata de una historia lineal, y les advierto que esta otra historia es para nosotros nada más”, explica Villanueva. “O sea: hay una historia oculta sucediendo en escena de la que no me interesa que el público se entere. Si algo se escapa de esa historia secreta que hemos creado… pues nada, está bien”.

Recuerda que el teatro del absurdo de Ionesco es una rebelión política contra escritores de su época como Jean-Paul Sartre. “Me criticaron por escribir obras sin mensaje, lo cual es perfectamente comprensible”, declaró Ionesco en una entrevista de 1961 que todavía puede verse en Youtube, y sigue: “Cuando escribí una obra con mensaje, me criticaron porque el mensaje los atacaba a ellos”.

Es que todos los artistas siempre se rebelan contra lo establecido, observa Villanueva. Y una vez que ya todo se vuelve una fórmula, sale un artista rompiéndola porque el arte sigue vivo, añade.

Cartel de “La Soprano Calva”, que subirá a escena del jueves 17 al domingo 20 de noviembre en el Black Box del Miami Dade County Auditorium (diseño de Pilar Fernández Melo, cortesía de Arca Images).

“Lo que comunica ‘La Soprano Calva’ es que nosotros no comunicamos nada”, insiste. “Queremos hablar mucho y no decimos nada, y yo me aferro a eso. Creo que es la poesía lo que más se acerca a desenredar los misterios, y que la metáfora es lo que más se acerca a la comunicación”.

Fue a sus 24 años cuando Larry Villanueva dirigió por primera vez una pieza de Ionesco, “Jacobo o la Sumisión”. Ahora cree que en aquel momento quería, como director, “volar por el techo” con una obra que tenía demasiado vuelo propio.

“Al cabo del tiempo me di cuenta de que me había equivocado, que aquella obra había que dejarla como estaba porque el texto teatral ya volaba por el techo”, reconoce. “Hay obras que se prestan para el circo, pero hay otras que no necesitan del circo, y ‘La Soprano Calva’ es una de ellas, porque no le hace falta la tramoya, ni que un personaje salga volando por una esquina, porque se sostiene en sí misma con la palabra. Para que ‘La Soprano Calva’ sea la obra que es, necesita que los actores comprendan ‘la palabra’, y comprendan que ‘la palabra’ no significa nada”.

“La Soprano Calva” de Eugene Ionesco, bajo la dirección de Larry Villanueva en el Black Box Theater del Miami Dade County Auditorium. 17, 18 y 19 de noviembre, 8:00 pm, y domingo 20, 5:00 pm. 2901 West Flagler St., Miami, FL 33135. Entradas: miamidadecountyauditorium.org

ArtburstMiami.com es una fuente sin fines de lucro de noticias sobre teatro, danza, artes visuales, música y artes escénicas. Suscríbase a nuestro boletín y nunca perderá un artículo.

latest posts

ESTRENOS QUE ENRIQUECEN EL ATRACTIVO POPULAR DE DIMENSI...

Written By Orlando Taquechel,

Las funciones de DDTM incluyen siempre un final que hace levantar de sus asientos a los espectadores.

LA OLA DE MIAMI: RETRATO DE FAMILIA CON ART BASEL DE FO...

Written By Jose Antonio Evora,

“Miami Creative Movement” se llama la exposición del Centro de Comunicación Visual, que dirige Barry Fellman, en pleno corazón de Wynwood.

BRIGID BAKER, “ABRACADABRA” Y EL ARTE DEL ENCANTAMIENTO

Written By Orlando Taquechel,

Su trabajo más cercano a la perfección desde “Crown” y el más bello desde “Remain in Light”.