Artículos En Español

La noche gloriosa del Ballet Hispánico y sus tres coreógrafas

Posted By Orlando Taquechel
April 9, 2019 at 4:27 PM

La compañía neoyorquina Ballet Hispánico (BH), fundada en 1970 por la bailarina y coreógrafa puertorriqueña/mexicoamericana Tina Ramirez (nacida en Caracas, Venezuela) y desde octubre 2009 bajo la dirección artística del cubanoamericano Eduardo Vilaro (que llegó a Nueva York a los 6 años procedente de La Habana, Cuba) se presentó con éxito clamoroso el fin de semana pasado en el siempre acogedor South Miami-Dade Cultural Arts Center (SMDCAC) con un programa integrado por obras de tres coreógrafas latinas.

Probablemente a usted le haya llamado la atención la acumulación de referencias a orígenes étnicos y lugares de procedencia que aparecen en el párrafo anterior pero es algo inevitable al hablar de una agrupación como BH.

Hispano forma parte de su nombre. Latino es un término que según afirmación del propio Vilaro durante la interesante charla con Jordan Levin que precedió a la función “solo existe en Estados Unidos … en cuanto usted sale del país, usted vuelve a ser cubano, mexicano, dominicano o español” pero aquí sirve para aglutinar a las tres creadoras extraordinarias del programa que hoy reseñamos: Annabelle Lopez Ochoa (nacida en Colombia y viviendo en Europa) la mexicoamericana tercera generación (esto se hace cada vez más complicado) Michelle Manzanales y la mexicana (por fin una referencia simple y directa) Tania Pérez-Salas.

De todas formas, no hemos terminado y hay que mencionar que en la actualidad BH cuenta con 14 bailarines de seis países diferentes.

Genna Pacareu y Eila Valls nacieron en España, Dandara Amorin Veiga en Brasil. Shelby Colona, Laura López, Jenna Marie, Gabrielle Sprauve y Melissa Verdecia en distintos lugares de Estados Unidos. Laura y Melissa son de Miami. Los hombres provienen de Cuba (Lyvan Verdecia), Italia (Antonio Cangiano) y México (Raúl Contreras). Chris Bloom, Jared Bogart y Omar Riviera son norteamericanos.

Así las cosas, ahora podemos dedicarnos de lleno al programa que hizo levantar de sus asientos a los espectadores y queda en la memoria como una noche gloriosa para BH y sus tres coreógrafas, para sus magníficos bailarines y para el incansable buscador de talentos Eric Fliss, Director Gerente de SMDCAC.

El programa abrió con “Línea Recta” (2016), de Lopez Ochoa. Esta es su tercera obra original para BH — que tiene en total 6 piezas suyas en repertorio — y un trabajo luminoso que se define como crowd pleaser desde el instante en que se levanta el telón y vemos de espaldas a una hermosa bailarina ¿de flamenco? vistiendo una bata de cola de color rojo.

Los brazos de la bailarina hipnotizan al público y para el momento en que cuatro hombres con pantalones rojos y torso desnudo comienzan a interactuar con ella y la cola de su vestido — hay que verlo, describirlo no le haría justicia — la audiencia ya está dispuesta a beber de sus manos. La música es de Eric Vaarzon Morel y el vestuario es de Danielle Truss.

El baile flamenco es individual e introvertido y su esencia es la improvisación. Cada bailaor o bailaora organiza e interpreta las diferentes partes del baile a su manera y el contacto físico entre bailarines en el formato de un tradicional pas de deux simplemente no existe.

“Línea Recta” propone un flamenco sin zapateado — todo el elenco está descalzo —  y con abundante contacto físico, cargadas incluidas.

Hay un trío de dos hombres y una segunda bailarina con abanicos vistiendo una versión corta del vestido rojo que resulta excelente, una escena para cuatro bailarinas que no convence del todo y otra para cuatro hombres que supera todas las expectativas. Queda todavía tiempo para un fin de fiesta lleno de entusiasmo y Lopez Ochoa acierta al no precipitar la realización de un cierre perfecto que ella construye como si plegara un origami.  El público literalmente estalla en aplausos.

Lopez Ochoa y Pérez-Salas son figuras ampliamente reconocidas y voces importantes en la danza contemporánea actual en Europa y México pero Michelle Manzanales, también directora de la escuela de BH,  es un nombre relativamente desconocido.

“Con los Brazos Abiertos” (2017), segunda obra del programa y su primer proyecto coreográfico para la compañía debe corregir esa situación ubicando a Manzanales en la primera línea de los talentos a seguir de cerca en 2019.

Llevar la experiencia del inmigrante a la danza no es algo nuevo. Lo que es nuevo es la lectura personal abiertamente vulnerable, divertida, nostálgica y satírica de una vida atrapada entre dos culturas que ofrece Manzanales con una cordialidad de humanidad desbordante.

La música va desde Julio Iglesias (“María Bonita,” la canción preferida de su mamá) hasta la música electrónica en español del Mexican Institute of Sound (MIS) pasando por el “Creep” de Radiohead en versión del trío sueco Ember Island, que Manzanales utiliza para identificar sus sentimientos y preocupaciones existenciales durante un encuentro amoroso con un muchacho blanco.

Es precisamente la banda sonora lo que hace de la obra una propuesta algo incómoda para algunos — definitivamente, no para el que escribe — por la utilización del controversial sencillo “México,” del álbum “Político” de MIS, que incluye la letra del himno nacional mexicano.

Entre otras muchas referencias culturales simbólicas que habitan la pieza se encuentran el sombrero charro que resulta un acierto en el baile grupal pero un fastidio en el solo titubeante del alter ego de Manzanales, el baile de corte estilo quinceañera y las faldas enormes, que manejan a la perfección hombres y mujeres por igual.

En resumen, “Con los Brazos Abiertos” es una obra de genialidad innegable — incluso inédita — y el público sale al segundo intermedio en estado de euforia con la certeza de haber presenciado un logro artístico inusual.

Por su parte, y según las notas al programa, la coreógrafa Tania Pérez-Salas, reflexiona en “3. Catorce Dieciséis” sobre “la circularidad del movimiento a través de la vida” encarnada en el interminable número Pi.

“3. Catorce Dieciséis” — creada originalmente en 2002 para la Compañía Nacional de Danza de México e incorporada al repertorio de BH en abril de 2017 en la misma función en la que se estrenó la obra de Manzanales — invita a ser disfrutada a nivel sensorial, sin necesidad de buscarle simbolismo nacional alguno, como un sofisticado ejercicio estilístico de teatralidad inmaculada.

Pero “3. Catorce Dieciséis” es también un trabajo introspectivo y alegórico que se siente heredero del Buñuel mexicano de “El Angel Exterminador” donde los miembros de una clase aristocrática se encuentran “atrapados en su propio cul de sac,” al decir de Roger Ebert.

Los bailarines se entregan a la música de Vivaldi y otros compositores barrocos construyendo imágenes de belleza perturbadora en secuencias dibujadas con maestría pero de apariencia intencional fragmentada e inconclusa. El subtexto – premonitorio en 2002 — sugiere que usted puede terminar como Sísifo si intenta mantener vivo algo que ya no forma parte de su contrato sagrado con la vida. Sin duda alguna, este es un mensaje impactante en el contexto político actual de México y del mundo.

“3. Catorce Dieciséis” fue en su estreno un ejercicio creativo novedoso y una obra adelantada a su tiempo. Todavía lo es. La interminable ovación de pie al terminar la función de BH reafirma igualmente que mantiene intacta su capacidad para deslumbrar a los espectadores.

Foto: Los bailarines de Ballet Hispánico en “Línea Recta” de Annabelle Lopez Ochoa. Fotografía: Paula Lobo.

ArtburstMiami.com es una fuente de noticias sin fines de lucro sobre teatro, danza, música y otras artes escénicas.

latest posts

Conversando con Rafi Maldonado sobre los hombres que ba...

Posted By Orlando Taquechel,

Una oportunidad de tomar licencia artística y explorar más allá de tendencias, limitaciones y estereotipos.

Archivos del MDC: sinónimo de preservación del patrimon...

Posted By Jesús Vega,

Una carrera contra el tiempo para hacer transferencias digitales de materiales amenazados por el desgaste de los años.

SERAPHIC FIRE APORTÓ SU BÁLSAMO SANADOR

Posted By Sebastián Spreng,

“Aún aquí, música de amor y plaga” resumió en menos de una hora lo mejor de Seraphic Fire.