Artículos En Español

La enseñanza virtual del ballet … conversando con Keyla Ermecheo

Posted By Orlando Taquechel
August 3, 2020 at 6:54 PM

“Si creo que hay cada vez más interés en aprender ballet”, afirma Keyla Ermecheo. Aquí en ensayo para la celebración del XXX Aniversario de su escuela en Caracas, 1998. Fotografía: Fran Beaufrand (cortesía)

Antes del confinamiento impuesto por la epidemia del coronavirus, la enseñanza en línea era simplemente una alternativa. Hoy en día, es el método más utilizado para el aprendizaje de algo nuevo y las clases de ballet no son la excepción.  

La bailarina y coreógrafa venezolana Keyla Ermecheo (Caracas, 1942), una autoridad reconocida y apreciada en el mundo de la enseñanza del ballet en Latinoamérica y Estados Unidos, se encuentra dedicada en estos días a estudiar los elementos que constituyen las clases de ballet en línea y acaba de ofrecer una disertación virtual titulada “Los Maestros en Tiempos de YouTube” para la Confederación Interamericana de Danza (CIAD).

“La enseñanza de ballet en línea es un gran reto”, nos dice, “y es la única opción que tenemos en estos momentos. De modo que hay que revisar como hacerlo para que llegue al estudiante de forma espiritual y sensible”.

Ermecheo reside en Miami desde 2015 impartiendo clases privadas por invitación aquí y en otras latitudes (en 2018 estuvo en la Ciudad de México).  Ya antes vivió ocho años entre nosotros – del 2000 al 2008 – cuando fundó el Keyla Ermecheo Dance and Performing Arts Center en el Doral.

“Mi primera etapa en Miami fue extraordinaria, me toco una comunidad muy linda. Contamos con el apoyo de la comunidad, de la alcaldía y colegas como Danny Lewis y Pedro Pablo Peña. Entre lo novedoso para la escuela de Doral fue montar un ‘Cascanueces’ musical, con canto, actuación y ballet, escrito especialmente para niños”, afirma Ermecheo.

No era la primera vez que Ermecheo buscaba hacer algo original con una obra del repertorio clásico. El estreno en Caracas de su versión de “La Bella Durmiente” con el Ballet Metropolitano de Caracas – su propia compañía – en septiembre de 1991 fue incluso reseñado por Doris Hering para Dance Magazine, que la describió como “fantasía pura” y “una producción que funciona en sus propios términos”.

Eventualmente, la compañía se presentó en Nueva York en cuatro ocasiones. Y en la última de estas, en octubre de 1996, Jennifer Dunning del The New York Times la llamó “exhuberante” y destacó dos de las obras del programa con coreografía de Ermecheo como “saludos consumados y deliciosos al baile venezolano”.  

Keyla Ermecheo en “Sortilegio” (1977) creada para ella por Guillermo González. Fotografía: Mitchell (cortesía)

La vida profesional de esta imbatible maestra, que estudió en las escuelas del New York City Ballet y el American Ballet Theatre antes de regresar a Venezuela en 1968, merece un trabajo aparte – sus alumnos han formado parte de compañías como Alvin Ailey, Harlem Ballet y Cleveland Ballet – pero en esta ocasión conversamos con ella solo sobre la enseñanza en línea del ballet.

En su opinión, ¿qué es lo que define una buena enseñanza en el ballet? Un buen maestro egresado de una escuela con método y reconocimiento internacional. Musicalidad, paciencia y perseverancia. Sacar lo mejor de cada alumno. Darle confianza e individualidad, sin compararlo con otro.

¿Qué ventajas tiene enseñar ballet hoy en día?  Si creo que hay cada vez más interés en aprender ballet. También hay herramientas complementarias para ayudarse a mejorar condiciones físicas.  Las ligas y las técnicas con pelotas si ayudan. Lo bueno es que hay nuevas generaciones que se han dado a conocer por las redes y están en buenas compañías clásicas. De todas formas, yo sigo apostando por las buenas compañías de ballet. Sobre todo por las que tienen su propia escuela. Balanchine siempre dijo “primero una escuela” y así lo hizo. Yo me inspiré con su ejemplo. Mi primera promoción se graduó y entró a una compañía. Fundé el Ballet Metropolitano de Caracas para que mis alumnos tuvieran donde bailar.

“Fundé el Ballet Metropolitano de Caracas para que mis alumnos tuvieran donde bailar” dice Keyla Ermecheo. Aquí en 1980 con Jorge Ramírez en “Chopiniana” la noche del debut de la compañía. Fotografía: Miguel Gracia (cortesía)

¿Cuáles son los retos y dificultades?  Primero, y en circunstancias normales, que los jóvenes de hoy quieren aprender todo rápido. Después, creo que a un buen maestro le cuesta mucho enseñar bien sino logra estar en una institución de ballet con tradición. Hay muchas escuelas multidisciplinarias hoy en día que imparten danza, hip hop, jazz, ballet, etc. pero son comerciales o de competencias, que es otra forma de trabajar.

¿Cómo debe ser la enseñanza del ballet en línea? Hay que entender que no siempre el alumno tendrá los recursos materiales y el espacio adecuado en donde se encuentre, para entrenarse. Mientras dure la pandemia la clase debe ser más que nada una buena barra, pocos ejercicios de centro, sin mucho desplazamiento o saltos. Ya tendremos tiempo para retomar las clases presenciales y mantener el trabajo virtual, como un complemento.

Keyla Ermecheo en 2018, impartiendo Taller de Alto Rendimiento en México. Fotografía: Academia Teatro San Benito Abad (cortesía)

¿Se puede montar una obra de repertorio utilizando un video que aparece en la red? No estoy de acuerdo en montar repertorio con un maestro que no ha bailado ese repertorio, con compañías reconocidas, que cuidan ese patrimonio universal. Montar una obra de repertorio por video sin conocer la esencia de la obra, su historia y los códigos de los pasos en cada baile puede incluso dañar en el alumno el sentimiento de ser, llegar, luchar y trabajar por lograr un papel en esos clásicos. 

Por último, ¿cuáles son sus planes para el resto de este año? Impartir clases virtuales y dar disertaciones para crear conciencia sobre como diferenciar a un maestro y repertorista preparado por su propia experiencia y formación para utilizar el YouTube y no caer en manos de maestros improvisados que solo copian. Quiero también terminar de escribir mis memorias para presentar el libro en mis 80 años. Todo lo anterior, deseando viajar a Europa y Sur América, donde tengo muchos exalumnos.

ArtburstMiami.com es una fuente sin fines de lucro de noticias sobre teatro, danza, artes visuales, música y artes escénicas. Suscríbase a nuestro boletín y nunca perderá un artículo.

latest posts

Conversando con Rafi Maldonado sobre los hombres que ba...

Posted By Orlando Taquechel,

Una oportunidad de tomar licencia artística y explorar más allá de tendencias, limitaciones y estereotipos.

Archivos del MDC: sinónimo de preservación del patrimon...

Posted By Jesús Vega,

Una carrera contra el tiempo para hacer transferencias digitales de materiales amenazados por el desgaste de los años.

SERAPHIC FIRE APORTÓ SU BÁLSAMO SANADOR

Posted By Sebastián Spreng,

“Aún aquí, música de amor y plaga” resumió en menos de una hora lo mejor de Seraphic Fire.