Artículos En Español

Flautista Néstor Torres se presentará en antiguo monasterio español de North Miami Beach

Posted By Deborah Ramirez
December 18, 2020 at 8:45 PM

Un artista versátil que se mueve entre el jazz latino, la música clásica y otros géneros, Nestor Torres actuará con su trío el 13 de diciembre en The Ancient Spanish Monastery en North Miami Beach. (Foto cortesía de Wm. S. Haynes Co.)

Un monasterio del siglo XII, cercano al ajetreo y el bullicio habitual de Biscayne Boulevard, podría parecernos un sitio sacro inusual. Sin embargo, para Néstor Torres, budista practicante, resulta muy inspirador.

“Siempre me han fascinado el ambiente y el espacio”, revela el flautista y compositor ganador del Grammy Latino, quien se presentó por primera vez en ese sitio histórico de North Miami Beach después de trasladarse al sur de Florida a principios de la década de los años 80.

Torres regresa a The Ancient Spanish Monastery el 13 de diciembre, para realizar un concierto anual de recaudación de fondos. Este año, el evento al aire libre requerirá distanciamiento social y uso de mascarillas faciales. Además, será transmitido en vivo para quienes prefieran verlo desde casa.

Torres y su trío – Jorge Luis Sosa (teclados); Agustín Conti (bajo) y Rey Monroig (batería) –, interpretarán una mezcla de piezas clásicas o standards de jazz latino, melodías navideñas favoritas y algunas de las composiciones originales del prestigioso músico.

“A los invitados les entusiasmará la combinación de la música rítmica y melodiosa de Néstor interpretada en nuestro hermoso entorno natural”, afirma Janie Greenleaf, presidenta de The Ancient Spanish Monastery Foundation, que brinda su respaldo al sitio histórico.

St. Bernard de Clairvaux es un monasterio medieval traído de España en cajas y, gracias a un filántropo local, encontró su lugar definitivo frente a la autopista North Dixie Highway a mediados de la década de 1960. La propiedad, que cuenta con 20 acres (8 hectáreas) de extensión, está compuesta por un patio abierto, claustros, jardines exuberantes y una iglesia y museo episcopal.

Torres, que practica el budismo Nichiren y tiene como mentor al filósofo y educador budista Daisaku Ikeda, se siente atraído por un espacio donde en otro tiempo los monjes cistercienses oraron y cantaron.

“En estos tiempos que estamos viviendo, necesitamos más que nunca espacios sacros, sin que sea expresamente una iglesia o una casa de culto”, explica. “Para mí, el significado de un espacio sacro es ese espacio que creamos entre nosotros, basándonos en el respeto mutuo fundamental y el aprecio por cada persona”.

Torres ha encontrado varios espacios sacros a lo largo de su carrera.

Nacido y criado en una familia de músicos de Mayagüez, Puerto Rico, Torres, de 63 años, se trasladó a Nueva York como estudiante de primer año universitario, y trabajó durante varios años con grupos de charanga cubana mientras culminaba sus estudios.  Es un flautista de formación clásica que estudió en la Escuela de Música Mannes de Nueva York, y en el Conservatorio de Música de Nueva Inglaterra en Boston.

Después de llegar a Miami en 1982, Torres se transformó en un solista enfocado en el jazz, pero que también incorporaba música clásica, ritmos latinos, hip hop y reggaetón. Tiene en su haber 18 álbumes hasta la fecha, y ha trabajado con artistas que van desde Herbie Hancock y Tito Puente hasta Gloria Estefan e Israel “Cachao” López.

“Para mí es natural el tránsito de un género a otro”, asegura. “Así es como soy”.

Esencialmente, a Torres lo caracteriza y define el vínculo entre música y espiritualidad.

El músico era budista practicante en 1990 cuando sufrió un accidente de navegación que le provocó diecinueve fracturas, un pulmón colapsado y otras lesiones. “Gracias al accidente conocí lo que es realmente el Budismo”, explica.

En ese momento, su trayectoria como solista de jazz estaba despegando, y recién estrenaba su primer álbum Morning Ride, que estuvo entre los diez primeros lugares de las listas de jazz contemporáneo de Billboard.

Pero la carrera se detuvo de golpe debido a su larga recuperación. En aquel momento carecía de seguro médico, y su futuro musical era incierto. Fue durante este período que descubrió algo que ahora ha ganado en popularidad merecida: el valor de los trabajadores de primera línea del sector de la salud.

“Siempre pude contar con las enfermeras y enfermeros… fueron dedicados, cariñosos, y generosos”, recuerda Torres. “Fue gracias a ellos que me pude recuperar”.

“También tuve que reconocer que, si bien estaba allí como una celebridad con carrera en despegue, las verdaderas celebridades eran ellos”.

Otro momento de iluminación que tuvo Torres fue el día en que su disco This Side of Paradise iba a recibir el Grammy Latino en la categoría de “Mejor álbum instrumental de pop latino”. Era el 11 de septiembre de 2001.

El músico estaba en Los Ángeles, y mientras se encaminaba a un centro budista para realizar sus meditaciones matutinas, se enteró de la noticia de los ataques terroristas.

Hasta entonces, un extasiado Torres consideraba que ganar el Grammy Latino era un momento culminante de su carrera.

“De repente, algo que en un momento llegó a ser tan importante para mí dejó de tener sentido”, reflexiona. “Sentí entonces que si mi trabajo como artista no podía contribuir a transformar los corazones para que algo así no volviera a suceder jamás, de nada valdría”.

Pero estaba decidido a averiguarlo. Con su pensamiento enfocado en Nueva York, Torres se embarcó en lo que ahora llama una peregrinación musical espiritual, visitando iglesias y casas de culto de diferentes tradiciones religiosas, cerca de la Zona Cero. Y tocaba dondequiera que le permitían llevar su flauta y su equipo de grabación portátil.

Entre aquellos sitios sacros estaba la Iglesia Católica St. Peter en el Distrito Financiero de Manhattan, que había sido utilizada como puesto de mando para los trabajadores de rescate y las operaciones de recuperación. Allí, dentro de su santuario, se dedicó a improvisar.

“Esperaba captar el espíritu de la ciudad, lo que estaba ocurriendo en ese momento”, rememora. “Quería ser un agente de cambio”.

Torres tardó un par de años en editar y transcribir sus improvisaciones neoyorquinas. En 2004, la Universidad Internacional de la Florida le pidió que compusiera e interpretara una pieza para el Dalai Lama, que estaba visitando el campus en ocasión de una conferencia sobre la paz mundial.

El trabajo encargado y sus composiciones sobre el 11 de septiembre se convirtieron en la base para Dances, Prayers & Meditations for Peace. La grabación esencial de 2006 incluyó Saint Peter’s Prayer, oda a su interpretación improvisada en la iglesia del Lower Manhattan.

“Lo que me mantiene en marcha cada día es mi práctica budista”, patentiza Torres, comentando sobre las dificultades del año pasado.

Torres no ha tenido un momento de descanso, pues está concluyendo su segundo álbum clásico, grabando un sencillo con el artista y productor urbano dominicano Maffio, y trabajando como artista residente con la Orquesta Juvenil de Florida. Además, está a punto de estrenar un sencillo navideño al estilo latino que grabó con jóvenes músicos de quienes fue mentor.

“A pesar de lo compleja y difícil que ha resultado ser esta pandemia para muchos de nosotros, es una oportunidad para transformar cualquier situación en algo valioso. Se trata de tomar una determinación: si no nos damos por vencidos, nunca nos derrotarán”, concluye Torres.

QUE: “Jazz Holiday at the Monastery,” con Néstor Torres

CUANDO: Sábado 13 de diciembre, de 7:00 a 9:30 p.m.

DONDE: The Ancient Spanish Monastery, 16711 W. Dixie Highway, North Miami Beach

PRECIO: entradas VIP con barra libre, comida, asientos al aire libre (limitados): $100; boletos virtuales: $25.

ENTRADAS E INFORMACION: SpanishMonasteryFoundation.com

 

Artículo traducido por Jesús Vega de Artburst Miami.

 

ArtburstMiami.com es una fuente sin fines de lucro de noticias sobre teatro, danza, artes visuales, música y artes escénicasSuscríbase a nuestro boletín y nunca perderá un artículo.

 

 

latest posts

El futuro pertenece a Dance Now! Miami… en compañía de ...

Posted By Orlando Taquechel,

Un programa concebido a la medida de un elenco exuberante.

Edición inaugural de Bayfront Jazz Festival con dos con...

Posted By Jesús Vega,

Uno de los primeros espectáculos del “Calendario de recuperación post-COVID-19”.

EL DESAFIO DE LA VIDA AL TEATRO: ‘PARECE QUE LOS ...

Posted By Jose Antonio Evora,

“Hay que gritar; si no, no te escuchan”, afirma José Manuel Domínguez...