Artículos En Español

El regreso de ‘Hombres que Bailan’ es una promesa cumplida con creces

Posted By Orlando Taquechel
December 10, 2021 at 3:31 PM

Yanis Eric Pikieris y Daniel White en “Landscapes” de Donna Goffredo Murray, una de las obras presentadas por Dimensions Dance Theatre of Miami. Fotografía: Simon Soong (cortesía de Dimensions Dance Theatre of Miami)

“Men Who Dance” (en español, “Hombres que Bailan”), el concierto de danza organizado por el Inter-American Choreographic Institute (ICI) bajo la dirección artística de Rafi Maldonado-López, regresó al Amaturo Theater del Broward Center for the Performing Arts el fin de semana del 27 y 28 de noviembre.

Esta es la segunda edición de MWD (por sus siglas en inglés), una propuesta que debutó con amplia aceptación de público y crítica en este mismo lugar en noviembre de 2020, ofreciendo un programa compuesto en su totalidad por obras breves interpretadas por hombres.

En esta oportunidad, MWD II contó con un mayor número de agrupaciones del sur de la Florida y un mayor número de artistas internacionales. El programa duró unas dos horas y presentó 16 trabajos coreográficos.

Las agrupaciones locales, además del propio ICI, fueron Dance NOW! Miami (DNM), Arts Ballet Theatre of Florida (ABTF), Cuban Classical Ballet of Miami (CCBM), Tango Out, Dimensions Dance Theatre of Miami (DDTM), RTW Dance, Florida Grand Opera (FGO) y Miami Movement Collective (MMC).

Germán y Nicolas Filipeli (Twings Tango) en “Monólogo”, coreografía de ambos. Fotografía: Gabriela Yero (cortesía del Inter-American Choreographic Institute)

Pontus Lidberg y Bradley Waller, del Danish Dance Theater (Dinamarca), los argentinos German Filipeli y Nicolás Filipeli (Twins Tango), el paraguayo Abel Rivarola, y el brasileño João Pedro da Silva se unieron a los artistas floridanos para hacer de MWD II un evento global donde algunos de los trabajos presentados fueron unidades procedentes de obras de repertorio mucho más extensas.

DDTM abrió la noche de manera espléndida con “Touch Me” de Gerald Arpino, que fue interpretado con intensidad sobrecogedora por Daniel White. Un poco más tarde, la compañía que fundaron y dirigen Jennifer Kronenberg y Carlos Guerra conseguiría otra intervención sobresaliente con el segundo movimiento del exquisito “Landscapes” de Donna Goffredo Murray, al que se entregaron White y Yanis Eric Pikieris sin reserva alguna, como si nadie los estuviera mirando.

DNM estuvo presente con dos trabajos muy diferentes: “The Men of War”, extraído de “Bridges NOT Walls”, una de las obras más importantes del binomio Hannah Baumgarten y Diego Salterini, y “Lunático”, un solo de Salterini. En el primero, se lucieron Austin Duclos, David Harris y David Jewett. En el segundo, Jewett consiguió transformarse en poema nocturno ante la mirada atónita de todos los presentes.

ABTF, bajo la dirección artística del Maestro Vladimir Issaev, se arriesgó en demasía enviando una brevísima variación académica que agarró desprevenido al público y limitó la apreciación de su ejecución a cargo del virtuoso Remina Tanaka. “Taiko Men”, también de Issaev, le permitiría a Tanaka regresar a escena junto a Owen Horsford, Kaito Kurokawa, João Maciel y Matteo Zecca. Todos excelentes.

Por su parte, el tango teatralizado de los hermanos Filipeli conquistó dos veces a la audiencia: inmediatamente después de “Touch Me” con “Ni Uno Ni Lo Otro” y casi al final con “Monólogo”.

Hay que reseñar igualmente la participación destacada de Rivarola en el solo de danza contemporánea “Algo de mí”, del coreógrafo Édgar Giménez, y en “Carmen – The Flower” de Eriberto Jiménez (CCBM), uno de los estrenos mundiales (EM) del evento, junto al bailarín Rafael Ruiz, el tenor Charles Calotta y el pianista Paul Schawartz. Así como en “The Boyz”, de Richard Amaro y Maldonado-López, que bailó al lado de Daniel White y Rafael Ruiz al cierre del programa.

Abel Rivarola, Daniel White y Raphael Ruiz en “The Boyz”, de Richard Amaro y Rafi Maldonado-López. Fotografía: Gabriela Yero (cortesía del Inter-American Choreographic Institute)

El diseño utilizado en el programa de mano le permitió a los organizadores anunciar en primera plana la presentación de sus seis EM como la atracción principal de la Gala. En realidad fueron siete, considerando el agradable “Nautilus”, de Stephan Fons, nada más y nada menos que un solo de tap. La expectativa era enorme.

El hipnótico “Just Your Shadow” de Pontus Lidberg, resultaría ser el trabajo más conseguido porque fue ejecutado de una forma tan cercana a la perfección que nos hizo dudar si esta era realmente la primera vez que se presentaba ante el público.

“The Practice of 10 Years” (de Randolph Ward) es un ejercicio lleno de furia y el sofisticado “Carmen – The Flower” de Jiménez queda en la memoria como una inesperada recreación homoerótica para una famosa aria de limerencia heterosexual (“La flor que me arrojaste…”). Ubicado penúltimo, el persuasivo “Korega Requiem Da” del prometedor Enrique Villacreces (Miami Movement Collective) es un logro extravagante como exploración procesal y un acierto desacostumbrado en términos de movimiento.

Por último, hay que señalar que “Batucadas” (de Alice Arja) fue una excelente carta de presentación para João Pedro da Silva y que “The Boyz” cumplió a cabalidad como cierre a la altura de las circunstancias para una gran noche como esta.

Todos los participantes reciben el aplauso del público al finalizar la función (Bradley Waller y Pontus Lidberg, del Danish Dance Theater al centro). Fotografía: Gabriela Yero (cortesía del Inter-American Choreographic Institute)

En resumen, el regreso de MWD es motivo de entusiasmo, porque es la consolidación de la promesa que representó su primera edición y la garantía de un futuro brillante para un proyecto sin duda alguna meritorio.

ArtburstMiami.com es una fuente sin fines de lucro de noticias sobre teatro, danza, artes visuales, música y artes escénicas. Suscríbase a nuestro boletín y nunca perderá un artículo.

latest posts

“Sharing Grandmothers”, un homenaje transatlántico y mu...

Posted By Helena Alonso Paisley,

“Hemos hecho un trabajo de creación de verdad, en el sitio, conociendo a la gente, arriesgándonos”, afirma el director.

La Competencia Internacional de Ballet de Miami celebra...

Posted By Orlando Taquechel,

MIBC nos permite disfrutar del presente del arte del ballet e imaginarnos su futuro.

‘Tambores’, un viaje por las tradiciones mu...

Posted By Jesús Vega,

'El tambor es el corazón de nuestros ritmos', afirma Melissa Messulam.