Artículos En Español

EL CINE COMO PERSONAJE TEATRAL EN ‘BETTE DAVIS, ¿ESTAS AHÍ?’

Written By Jose Antonio Evora
June 30, 2022 at 7:06 PM

La imagen que ha servido para promover “Bette Davis, ¿estás ahí?” es un fotomontaje realizado por Julia Tiscornia, dice el autor y director de la obra, Domingo Milesi. Fotografía: Imagen cortesía de Teatro Avante/Festival Internacional de Teatro Hispano de Miami.

Que el cine viniera a robarle espacio al teatro a principios del siglo pasado fue un desafío para el teatro, y desde entonces las venganzas han sido muchas. Una de las más recientes se titula “Bette Davis, ¿estás ahí?”, la obra escrita y dirigida por el dramaturgo uruguayo Domingo Milesi que el Festival Internacional de Teatro Hispano (IHTF, por sus siglas en inglés) de Miami estrena en Estados Unidos el viernes 8 de julio en el Black Box del Miami Dade County Auditorium.

Azucena, interpretada por Martha Vidal, enfrenta dos sobresaltos: se retira, y su madre muere. El vacío le da por salir a buscar nada menos que el amor y el sentido de la vida, y esa búsqueda la lleva a un pequeño cine de barrio donde ella y su amiga Graciela (María Elena Pérez) conocen a Aníbal (Carlos Sorriba), un cinéfilo empedernido. Por si fuera poco, Azucena se entrega también a la experimentación de prácticas esotéricas que, según las notas del programa, “podrían establecer una nueva interpretación del presente y una línea de comunicación con el más allá”.

De izquierda a derecha, María Elena Pérez en el personaje de Graciela; Martha Vidal como Azucena y Carlos Sorriba como Aníbal. Fotografía: Mauricio Rodríguez (cortesía de Domingo Milesi).

Los espectadores tienen que usar audífonos para escuchar la representación como si también estuvieran sentados en el escenario. El efecto se consigue gracias al llamado “sonido binaural”, una técnica que registra las voces de los actores con dos micrófonos instalados en lo que parecería una cabeza de maniquí colocada en escena, y que sirve para reproducir simultáneamente música y sonidos pregrabados, como ambientes de exteriores en la calle y en la playa.

“Siempre digo que, por sobre todas las cosas, esta obra es una experiencia sensorial que tiene de comedia, de drama, de melodrama, de suspenso; hay de todo un poco”, le dijo Sorriba a Chany Robson en Uruguay para el programa radial “El Gato en el Tejado”.

Martha Vidal a la izquierda y María Elena Pérez a la derecha, y entre ambas la cabeza que funciona como micrófono para el sistema de sonido binaural. Fotografía: Mauricio Rodríguez (cortesía de Domingo Milesi).

Desde Montevideo, en conversación con Artburst Miami, el autor y director de la obra declara ser un apasionado de mezclar los lenguajes del cine y el teatro.

Los frutos de ese cruce “han sido los motivadores de mi escritura”, asegura Domingo Milesi. “Me gusta mucho pensar desde el recorte de un plano, desde la fragmentación de una imagen, de cómo se ve una escena de cine y de cómo se puede nutrir un lenguaje del otro sin caer en la representación cinematográfica del rodaje”, explica Milesi. “Uso elementos del cine traducidos a la teatralidad”.

Subraya que le parece fascinante “el motor del teatro”, refiriéndose al cuerpo del actor en vivo, la presencia escénica, la energía del espectador conviviendo en un mismo espacio con el actor, “pero siempre hay ciertos recursos del cine que me han resultado magnéticos, como la intimidad, la proximidad, porque ayudan a la empatía y al juego más hipnótico”.

“Es un cliché decir que en teatro no se puede dar la espalda”, declara el autor y director de “Bette Davis, ¿estás ahí?”, pero “me doy cuenta de que uso la espalda como recurso narrativo; quiero contar desde la espalda, y aquí también lo hago”. Fotografía: Mauricio Rodríguez (cortesía de Domingo Milesi).

De hecho, confiesa que para él es más difícil distraerse en una sala de cine que en una sala teatral, y que mientras el ambiente de los años 50 del siglo pasado sobrevuela “Bette Davis, ¿estás ahí?”, la obra rinde tributo a una forma de ver cine que está desapareciendo: las pequeñas salitas de barrio. Milesi se recuerda a sí mismo cuando tenía poco más de 20 años en funciones vespertinas de la Cinemateca Uruguaya, “una salita muy chiquita ya como en extinción acá en Montevideo; éramos muy pocos, apenas cuatro personas, y eso me inspiró mucho”.

Como prueba de elemento cinematográfico aprovechado en la representación escénica cita el uso de actores de espaldas al público. “Es un cliché decir en teatro: no se puede dar la espalda”, comenta. “Reviso mis puestas en escena y me doy cuenta de que uso la espalda como recurso narrativo; quiero contar desde la espalda, y aquí también lo hago. Que los espectadores tengan auriculares me da cierta libertad, puedo componer cuadros visuales que no están sujetos al sonido, y por eso el sonido es un componente narrativo muy cinematográfico en la historia”.

Milesi dice que la semilla de “Bette Davis, ¿estás ahí?” fue un texto muy breve que escribió cuando lo invitaron a participar en Barcelona en el taller “El teatro y la muerte”, y que hizo el texto definitivo sabiendo que iba a disponer de sonido binaural en la representación. Si en obras suyas anteriores experimentó con recursos físicos como partir una casa a la mitad y hacer planos y contraplanos traducidos al lenguaje teatral, comenta, en esta investigó más cómo el sonido sirve para generar tensión dramática.

De derecha a izquierda, Martha Vidal (Azucena), Carlos Sorriba (Aníbal) y María Elena Pérez (Graciela) en una escena de “Bette Davis, ¿estás ahí?”. Fotografía: Mauricio Rodríguez (cortesía de Domingo Milesi).

Fue gracias a un premio de la Agencia Nacional de Investigación e innovación de su país, la ANII, que pudo contar con el sistema de sonido binaural. Es la primera vez que él lo usa, y también la primera vez que se emplea en el teatro uruguayo, declara Milesi.

“El micrófono del sonido binaural es una cabeza integrada a la puesta en escena, y no sé si lo volvería a usar en vivo, porque uno tiene que justificar esa presencia, obviamente”, manifiesta el director. “En este caso, teniendo en cuenta que es una sala de cine, funciona como si tuviéramos un espectador sentado ahí, y de hecho esa cabeza somos todos los espectadores al mismo tiempo, porque lo que oiga esa cabeza es lo que vamos a escuchar todos. Estuvimos varios meses investigando porque, claro, esta tecnología habilita el susurro, habilita el secreto, habilita los sonidos de la ropa; todo cobra una nueva dimensión, y la obra se convierte en una experiencia inmersiva realmente”.

Martha Vidal (Azucena, a la izquierda) y María Elena Pérez (Graciela) en otra escena de la obra. Fotografía: Mauricio Rodríguez (cortesía de Domingo Milesi).

Le pido que trate de olvidar la sinopsis en circulación y que diga cómo le contaría a un amigo de qué trata “Bette Davis, ¿estás ahí?”

“Empezaría contándole que es una historia de tres soledades; que si bien hay una protagonista, en realidad hay tres coprotagonistas, porque los tres personajes son importantes y relevantes en su juego; le diría que es una historia que habla sobre la vida, sobre la vejez, sobre la humanidad”, responde Milesi, y cae en una confesión: “Cuando la escribí no tuve tanta conciencia de por qué la hacía; tengo 38 años, mis padres están vivos, y no tengo una conexión directa con esa edad ni con Bette Davis, pero es que hay algo en la historia que conecta con preguntas sobre el sentido de nuestra existencia: esos tres personajes están transitando su vejez de una forma muy solitaria, y se acompañan gracias al cine”.

“Por sobre todas las cosas, esta obra es una experiencia sensorial que tiene de comedia, de drama, de melodrama, de suspenso; hay de todo un poco”, dice el actor Carlos Sorriba. Fotografía: Mauricio Rodríguez (cortesía de Domingo Milesi).

Advierte que los tres personajes de la historia no están totalmente develados y que tienen zonas de misterio; sin embargo, no por eso dejan de ser entrañables.

“No me gusta cargarlos de palabras: quiero ir al lugar donde el personaje viva y yo no tenga que explicarlo”, comenta. “Puede que al principio escriba una verborrea, pero luego empiezo a desarmar el puzle y lo voy limpiando y limpiando para encontrar la fibra más verdadera de ese ser; aunque hay cosas de la escritura original que no llegan al público, es verdad que en la construcción del personaje hecha por los actores se enriquecen mucho”, explica Milesi. “El teatro sucede gracias a ese proceso”.

Además de “Bette Davis, ¿estás ahí?”, la trigesimosexta edición del Festival Internacional de Teatro Hispano de Miami pondrá en escena seis montajes de Argentina, Chile, España, Puerto Rico y Estados Unidos. Las funciones serán desde el 8 hasta el 31 de julio en la Sala Carnival del Adrienne Arsht Center y en el Black Box y el Mid-Stage Theatre del Miami Dade County Auditorium. Inmediatamente después de cada estreno la directora del Programa Educativo del Festival, Beatriz Risk, presentará foros en español e inglés sobre las obras.

El domingo 17 de julio, en el Día Internacional del Niño, habrá talleres de artes manuales, pintura, títeres y mímica, además de una función de “Los colores de Frida”, todo con entrada gratuita entre las 2:00 pm y las 6:00 pm en el Mid-Stage Theatre del Miami Dade County Auditorium. El jueves 28 de julio, antes de la función de “Mejor me callo”, de Teatro Avante, el Festival entregará su Premio a Una Vida de Dedicación a las Artes a la actriz y profesora Adriana Barraza.

Para más información y entradas al Festival Internacional de Teatro Hispano de Miami, visite teatroavante.wixsite.com

ArtburstMiami.com es una fuente sin fines de lucro de noticias sobre teatro, danza, artes visuales, música y artes escénicas. Suscríbase a nuestro boletín y nunca perderá un artículo.

latest posts

EL PRECIADO CARGAMENTO KENTRIDGE DESEMBARCA EN EL ARSHT...

Written By Sebastián Spreng,

Un espectáculo multimedia que hasta ahora sólo se ha presentado en la Tate Gallery londinense, el Park Armory neoyorkino y en Duisburg (Alemania).

NÉSTOR TORRES OFRECERÁ EL 26 DE NOVIEMBRE UN CONCIERTO ...

Written By Jesús Vega,

“Este proyecto es una carta de amor para Dominicana, para su gente, para su cultura y su música”, afirma el artista.

LARRY VILLANUEVA DIRIGE ‘LA SOPRANO CALVA’ DE IONESCO E...

Written By Jose Antonio Evora,

“Lo que comunica ‘La Soprano Calva’ es que nosotros no comunicamos nada”, afirma el director.