Artículos En Español

Doral expone en parques públicos esculturas monumentales del maestro español Manolo Valdés

Posted By Jose Antonio Evora
December 1, 2020 at 4:07 PM

“Meninas en línea”. Fotografía: DORCAM (cortesía)

Un fundidor local ha sido clave para que el Museo de Arte Contemporáneo de Doral (DORCAM, por sus siglas en inglés) exponga a partir de este sábado 5 de diciembre en 12 espacios abiertos de la ciudad casi una veintena de esculturas monumentales del gran artista español radicado en Nueva York, Manolo Valdés.

“Como tengo casa en Miami, y estoy fundiendo en una fundición de Doral, a uno le hace gracia estar bien con los vecinos; forma parte del afecto que le tomas a un lugar”, declara Valdés en entrevista con Artburst Miami. “Esta fundición de un fundidor extraordinario, que es Lázaro Valdés, está haciendo la mayoría de mis piezas en este momento, y Lázaro, que es muy de Doral, ha influido mucho. Es un fundidor absolutamente espectacular; un tipo de mucha sensibilidad, de mucha cultura y mucho conocimiento del oficio”.

La exposición de esculturas monumentales en Doral se sumará a las que tiene abiertas actualmente en París, Roma, Hong Kong y Seúl, precedidas por otras en Londres, Barcelona, Nueva York (donde reside), Valencia (su ciudad natal), Dubai, Pekín, Singapur, Bilbao, Sao Paulo, Helsinki, Ginebra y San Francisco.

“Tres Mariposas”. Fotografía: DORCAM (cortesía)

A la pregunta de si alguna vez le han dicho que pinta esculturas y esculpe pinturas, al artista responde que ha oído de todo. “Es cierto que paso de una disciplina a la otra con cierta facilidad y con cierto gusto; tampoco soy un caso aislado”, dice.

 “Lo que ocurre es que al dedicarme a comentar cuadros de otros y a sacar un cuadro de la historia del arte y convertirlo en un cuadro mío, siempre pienso que si en ese comentario, además de hacer un cuadro sobre el cuadro, hago una escultura sobre el cuadro, un dibujo sobre el cuadro, un grabado sobre el cuadro, el comentario se hace mayor y las distintas disciplinas permiten que se haga más complejo y más largo el discurso”, manifiesta.

Menina de bronce. Fotografía: DORCAM (cortesía)

El caso más sobresaliente sería “Las Meninas”. A partir de la obra maestra de Diego Velázquez, recreada entre otros por artistas como Picasso, Valdés crea piezas en bronce de varias toneladas de peso que se exponen solas o en grupo y que, asegura, son solo una de las muchas formas de multiplicar las resonancias del cuadro de Velázquez.

“No solo desde la pintura: desde la música, desde la literatura, [Las Meninas] es uno de esos cuadros icónicos que han hecho pensar a tanta gente; además de la ilusión y de la alegría y del disfrute de verlos, han producidos muchísimas cosas”, comenta el artista. “Esos son los grandes iconos”.

Valdés no cree que una persona llegue a dedicar su vida al arte solo por una vocación temprana, y tampoco le parece que en el artista o en el escritor ocurra un proceso diferente al experimentado por profesionales de otro tipo.

“Guiomar” (2012). Fotografía: DORCAM (cortesía)

“Al principio uno no sabe: uno se hace artista, se hace pintor, se hace arquitecto, se hace escritor, a medida que trabaja y a medida que entra en la profesión y a medida que la aprende y a medida que se forma”, opina. “Entra uno a la profesión no de una manera heroica: entras porque te dicen que dibujas bien, por razones comunes que tiene mucha gente. Ahora, cuando sigues progresando, sigues trabajando, llega un momento en que estás atrapado”.

“Ahí te das cuenta de que eso es lo tuyo y de que es imposible salir y que esa es tu razón de ser”, añade.

“Para mí pintar o esculpir es como respirar, pero eso no me ocurría cuando tenía 15 años, cuando empezaba con los primeros cuadros y las primeras esculturas: eso es algo que viene después”, continúa el artista. “Es una cosa misteriosa que no sabes cómo entra”.

“Alhambra” (2012). Fotografía: DORCAM (cortesía)

Igual quien no puede vivir sin escribir, o quien no puede vivir sin hacer música, indica. “Pero creo que pasa en todas las profesiones: supongo que le pasa lo mismo a un empresario o a un periodista: a medida que adquiere mayor formación, se ve atrapado”.

Para él, verse atrapado fue un proceso lento que empezó temprano. Dice haber recibido hace poco, enviada por una amiga de la Escuela de Bellas Artes a la que no ve hace 50 años, una pequeña nota de prensa que ella había guardado con una entrevista que le hicieron a él cuando ganó un modesto premio en su adolescencia.

“Me preguntaban: ‘¿Qué va a hacer con el dinero?’ Y yo decía, pues voy a irme a Madrid a ver una vez más el Museo del Prado”, relata el escultor. “Y ella me pone: ‘¡Qué claro lo tenías!’. Seguramente no lo tenía tan claro, pero sí más claro que ella, o más claro que los otros. De vez en cuando aparecen esas pequeñas cosas que te hacen pensar que, efectivamente, te interesaba”.

“Dama a caballo”. Fotografía: DORCAM (cortesía)

Ahora dedica tanto tiempo a la pintura como a la escultura. “A veces una pintura me sugiere una escultura, y al revés”, dice. “El estudio lo tengo combinado, con lo cual nada más tengo que cambiar de habitación, y no sé cuándo eso va a ocurrir; me dejo llevar”.

Pero el oficio no es tan divertido como parece, advierte.

“Cuando las cosas salen mal no tiene ninguna gracia”, comenta. “Por la mañana estas muy motivado y piensas que eres Supermán, pero por la noche la cosa ya es diferente, tienes los resultados sobre la tela y ese no es siempre el mejor momento”.

Manolo Valdés en su estudio. Fotografía: DORCAM (cortesía)

Nacido el 8 de marzo de 1942, vive en Nueva York desde 1989. Su plan inicial era pasar tres meses en Manhattan para visitar los museos sin el apremio del turista.

“Un museo no se ve en un fin de semana cuando lo miras con ojos profesionales, con esa afición”, subraya Valdés. “Le propuse a Rosa [su esposa] que nos diéramos una beca de tres meses en Nueva York, y en esos tres meses tenía sentido disponer de un pequeño estudio para ir trabajando en lo que viera”.

La hija del matrimonio tenía entonces siete años, de manera que en vez de tres meses debía ser todo un curso escolar, le dijo Rosa, y así fue.

“En siete meses la ciudad me atrapó”, confiesa. “Es una ciudad que tiende a la excelencia, donde se enseñan muchísimas cosas interesantes; cuando acabé con los museos quedaban las exposiciones, y venían una tras otra y de hecho yo también hice una. Se fue alargando, me busqué un estudio más confortable, y hasta hoy. Ha sido todo casi sin darme cuenta”.

Un amigo le preguntó hace poco por qué seguía viviendo en Nueva York.

“Cuando uno tiene la edad que yo tengo y crees que aprendes, eso no lo abandonas, no puedes dejarlo”, le respondió. “Y ahí estoy”.

“Mariposas”. Fotografía: DORCAM (cortesía)

De acuerdo con la Dra. Flor Mayoral, cofundadora de DORCAM, esta será la mayor exposición que se haya hecho con piezas monumentales de Valdés. Ahora que Art Basel debió ser suspendida por la pandemia, dijo según la nota de promoción, la muestra del artista español coincidirá con la Semana de Arte de Miami y representa una alternativa segura para que el público local disfrute del arte en espacios abiertos.

 

“Manolo Valdés: Legado” quedará abierta el sábado 5 de diciembre a las 11:00 am en el Parque Central de Doral, producida por Doral Contemporary Art Museum (DORCAM). Las esculturas también podrán verse en los parques del downtown de Doral, MAU, Morgan Levy, Doral Legacy y Doral Glades, entre otros, hasta junio de 2021.

 

ArtburstMiami.com es una fuente sin fines de lucro de noticias sobre teatro, danza, artes visuales, música y artes escénicas. Suscríbase a nuestro boletín y nunca perderá un artículo.

latest posts

DIMENSIONS DANCE THEATRE OF MIAMI: UN PROGRAMA ESPLÉNDI...

Posted By Orlando Taquechel,

Una vez más, Kronenberg y Guerra no temen apostar por la belleza.

MIAMI CITY BALLET ANUNCIA SU TEMPORADA 2021-2022

Posted By Orlando Taquechel,

El estreno en Norteamérica del “Swan Lake” de Alexei Ratmansky es la máxima atracción.

Estados Unidos y México cierran el XXXV Festival Intern...

Posted By Jorge Herrera-Monroy,

Un estreno mundial y una obra que se presenta por primera vez en Miami.