Artículos En Español

Dimensions Dance Theatre of Miami y la relevancia de las órbitas más pequeñas en nuestras vidas

Written By Orlando Taquechel
July 22, 2022 at 10:38 AM

Los bailarines de Dimensions Dance Theatre of Miami en “Adiemus”, de David Palmer y Yanis Pikieris. Fotografía: Joe Gato (cortesía de DDTM)

El título “Modern Masters” (en español, “Maestros Modernos”) ha sido utilizado recientemente por varias compañías importantes para presentar programas dedicados al trabajo de algunos de los coreógrafos más influyentes y creativos del siglo XX como Jiri Kylián, John Neumeir, Paul Taylor, o William Forsythe.

Eso nos da una idea de las expectativas creadas por Dimensions Dance Theatre of Miami (DDTM), la compañía fundada y dirigida por Jennifer Kronenberg y Carlos Guerra, cuando anunciaron que su último programa de temporada en el South Miami-Dade Cultural Arts Center tendría ese título. Cuando usted oye hablar de maestros usted espera ver obras maestras.

No hubo obras maestras en este programa, con trabajos de cinco coreógrafos contemporáneos en momentos diferentes de sus carreras que, con la excepción de David Palmer y Yanis Pikieris, son creadores con un significado histórico que todavía es apenas un pronóstico.

Así las cosas, la función que aquí reseñamos -la del sábado 16 de julio- parecía estar destinada a ser recordada como una experiencia injusta para los involucrados y frustrante para el espectador. La sensibilidad de la coreógrafa franco-canadiense Helen Simoneau y el oficio de Palmer y Pikieris impidieron que así fuera.

Emily Bromberg y Kevin Hernández en “No. 5”, estreno mundial de Yanis Eric Pikieris. Fotografía: Joe Gato (cortesía de DDTM)

Dos de las obras presentadas fueron estrenos mundiales: “No. 5” de Yanis Eric Pikieris (o Pikieris hijo) y “Smallest Orbits” (en español, “Las órbitas más pequeñas”) de Simoneau. Ambas son ballets sin argumento.

Un ballet sin argumento no quiere decir ausencia de historia. “Una caricia ya es danza”, dijo Pina Baush y cada movimiento del cuerpo humano es portador de una historia. El secreto de la actuación en la danza es “buscarle una historia al propio movimiento” (la cita es de Alicia Alonso). Después, por supuesto, hay que encontrar la manera de comunicarle esa historia al público. O por lo menos, hacerle sentir al espectador que el intérprete tiene algo que decir.

La aparición de un bailarín o bailarina que lo consigue es siempre un acontecimiento memorable. Como resultó ser, en esta ocasión, el regreso a escena en Miami de la exquisita Emily Bromberg con “No.5”, la obra que dio inicio a la función.

“No. 5” es el quinto trabajo de Yanis Eric para la compañía. La música es de Johann Sebastian Bach, en arreglo de Peter Gregson. Las luces son de Joshua Gumbinner, responsable del diseño de iluminación para todo el programa.

“No. 5” es una obra de grupo y DDTM es ahora un colectivo bastante homogéneo en términos de desempeño. Sobresalen las mujeres. Los hombres olvidan con frecuencia que el alarde técnico ejecutado sin limpieza no es virtuosismo.

Sofisticada, larga y repetitiva, “No. 5” da la impresión de ser un trabajo coreografiado en exceso donde las ideas se acumulan sin darle al espectador el tiempo necesario para procesarlas. Y mucho menos, disfrutarlas. En obras anteriores, la manera de hacer de Yanis Eric nos había parecido mucho más selectiva.

Miranda Montes de Oca y Brian Gómez en “Sobre un Hilo”, coreografía de Lyvan Verdecia. Fotografía: Joe Gato (cortesía de DDTM)

Después se presentó el dueto “Sobre un Hilo”, con coreografía de Lyvan Verdecia y asistencia de su esposa Melissa. La música es del dúo electrónico inglés Badmarsh & Shri.

“Sobre un Hilo” es un ejercicio muy breve que conecta con el público de manera visceral y es premiado con un cálido aplauso para sus intérpretes, los encantadores Miranda Montes de Oca y Brian Gómez.

Patricio Di Stabile en “Adiemus”, coreografía de David Palmer y Yanis Pikieris. Fotografía: Joe Gato (cortesía de DDTM)

La noche cerraría con “Adiemus” de Palmer y Pikieris, con música de Karl Jenkins e interpretado por toda la compañía. Este es un crowd-pleaser que busca apantallar y con frecuencia lo consigue, al incluir oportunidades de lucimiento para todos y cada uno de los participantes.

“Adiemus” es también la garantía de un final espectacular para el programa. El entusiasmo de los bailarines cautiva a los espectadores, que se levantan de sus asientos para despedirlos con una larga ovación.

Daniel White, Lyvan Verdecia, Melissa Verdecia (al frente) y Chloe Freytag en “Smallest Orbits”, estreno mundial de Helen Simoneau. Fotografía: Joe Gato (cortesía de DDTM)

Pero antes se presentó la propuesta más interesante de la noche: “Smallest Orbits” de Simoneau. Un cuarteto que dura 12 minutos y utiliza música original de Michael Wall.

Según las notas al programa, “este ballet explora los caminos que tomamos y las relaciones que construimos con las personas más cercanas a nosotros”. Lo que es decir, en nuestra órbita. Y para Simoneau, “estar en órbita” incluye el compromiso de descubrir las causas que producen los movimientos.

En una entrevista reciente, la coreógrafa describió como su apreciación a “las órbitas más pequeñas de nuestras vidas” que nos permitieron sobrevivir e incluso ser felices durante la pandemia COVID fue el punto de partida para la creación de la obra.

El lenguaje utilizado no es novedoso, pero la dinámica exploratoria del trazo es todo un descubrimiento, porque logra que los atractivos Chloe Freytag, Lyvan Verdecia, Melissa Verdecia y Daniel White proyecten matices inéditos como intérpretes al permitirles ser, sobre todo, seres humanos llenos de vida que, además, bailan.

Definitivamente, “Smallest Orbits” es una obra que merece permanecer en el repertorio de DDTM como recordatorio de una verdad que no debemos ignorar en tiempos post pandémicos: las órbitas más pequeñas son las de mayor relevancia en nuestra vidas.

ArtburstMiami.com es una fuente sin fines de lucro de noticias sobre teatro, danza, artes visuales, música y artes escénicas. Suscríbase a nuestro boletín y nunca perderá un artículo.

latest posts

Un José Manuel Ghiso Diferente en su Esperado Regreso a...

Written By Orlando Taquechel,

José Manuel Ghiso (al frente, centro) en clase con la compañía en febrero de 2022. Fotografía: Edward Lora / archivo personal de J.M.Ghiso (cortesía) Después de tres exitosas participaciones en el Festival Internacional de Ballet de Miami (IBFM por sus siglas en inglés) – las dos últimas como partenaire de su esposa, la Primera Bailarina chilena Natalia Berríos – el ex Primer Bailarín

Un simposio sobre los problemas raciales y culturales e...

Written By Orlando Taquechel,

Apoyando y defendiendo a los bailarines de ballet y coreógrafos negros.

REGRESA EL FESTIVAL IFÉ-ILÉ EN DOS SEDES DEL 3 AL 6 DE ...

Written By Orlando Taquechel,

En la Gala de Clausura se presentará “Obini”, coreografía de Neri Torres dedicada a las madres cubanas.