Artículos En Español

DIMENSIONS DANCE THEATRE OF MIAMI: UN PROGRAMA ESPLÉNDIDO Y UN DESCUBRIMIENTO

Posted By Orlando Taquechel
July 28, 2021 at 10:00 PM

Daniel White en “Touch Me” de Gerald Arpino. Fotografía: Simon Soong (cortesía)

En su regreso al escenario principal del South Miami-Dade Cultural Arts Center (SMDCAC), donde ostentan la categoría de compañía en residencia, Dimensions Dance Theatre of Miami (DDTM) ofreció dos funciones el fin de semana del 17 y 18 de julio.

El título del programa presentado, Generations of Genius (en español, Generaciones de Genio), puede ser interpretado de varias maneras. Más allá de tratar de inferir las verdaderas intenciones de Jennifer Kronenberg y Carlos Guerra, los directores artísticos de DDTM, lo que resulta evidente es que presenta obras de cinco coreógrafos nacidos en momentos diferentes -incluyendo a Yanis Pikieris y Yanis Eric Pikieris, padre e hijo- y así nos habla de generaciones artísticas y del carácter distintivo de épocas y estilos diferentes.

“Touch Me” de Gerald Aprino (1923-2008) ejemplifica el genio de la danza en la década de los años 70 del siglo pasado y “The Four Seasons”, de Pikieris padre, estrenada originalmente en el 2003, representa a la danza de los inicios del siglo XXI.

Por su parte, “María” de Lyvan Verdecia y Melissa Fernández, bailarines del Ballet Hispánico de New York y “Around Midnight” de Pikieris hijo, representan dos vertientes diferentes del genio de la danza de hoy. La que se inspira en la inmediatez que le rodea y la que renueva la manera tradicional de hacer danza.

Una vez más, Kronenberg y Guerra no temen apostar por la belleza y logran una oferta espléndida, no solo por el nivel artístico de las obras presentadas sino también por la entrega generosa de sus bailarines.

En esta ocasión, se destacaron de manera especial, el siempre deslumbrante Fabián Morales, acompañado por Selah Oliver en “Around Midnight” y por Emily Bromberg en “The Four Seasons”. Pero sobre todo, Daniel White, que resultaría ser el gran descubrimiento de la noche.

Hay que reconocer que el material que les ha tocado interpretar hace que esta vez sobresalgan Bromberg, Oliver, Morales y White, pero hay destellos de brillantez también en el desempeño de Stephan Fons, Maikel Hernandez, Alexey Minkin y Yanis Eric Pikieris, entre los hombres, y de Mayrel Martínez, Miranda Montes de Oca, Meisy Laffite, Calista Olson, Paulina Zambrana y Cassidy McAndrew (Artista Invitada), entre las mujeres.

Miranda Montes de Oca y Alexey Minkin, Selah Oliver y Fabian Morales (centro) y Mayrel Martínez y Maikel Hernández en “Around Midnight” de Yanis Eric Pikieris. Fotografía: Simon Soong (cortesía)

“Around Midnight”, el ballet presentado al inicio, cuenta con la música de Erno Dohnányi y fue interpretada por tres parejas, acompañadas en vivo -y con esmero- por Tony Seepersad (violín), Ross DeBardelaben (viola) y Ashley Garrison (cello). Presentar al menos una obra con bailarines y músicos compartiendo el escenario es algo que DDTM ha tratado de incorporar en cada una de sus presentaciones.

En la noche que reseñamos, la del sábado 17 de julio, las tres parejas fueron Selah Oliver y Fabián Morales, Mayrel Martínez y Maikel Hernández, y Miranda Montes de Oca y Alexey Minkin.

Anthony Seepersad (violín), Ross DeBardelaben (viola) y Ashley Garritson (chelo) acompañaron en vivo a los intérpretes de “Around Midnight”. Aquí aparecen junto a Selah Oliver y Fabián Morales. Fotografía: Simon Soong (cortesía)

Esta es la mejor obra de Yanis Eric Pikieris hasta la fecha y tiene secuencias grupales muy hermosas, pero los pas de deux son lo más interesante y el más conseguido es el que interpretaron Oliver y Morales, probablemente destinado a tener vida propia en el circuito de las galas y conciertos. Morales muestra el aplomo, la precisión y la elegancia que lo caracterizan como partenaire. En sus brazos, Oliver se nos revela como una intérprete capaz de sutilezas hasta ahora insospechadas.

A continuación, se presenta “Touch Me”, que bien merece un análisis aparte. Cuando la ovación ensordecedora que recibe al final por fin se apaga, le llega el turno a Selah Oliver y Stephan Fons con la modesta “María”, una obra breve y algo hermética que es víctima de las circunstancias e inevitablemente es recibida como una experiencia anticlimática.

Selah Oliver y Stephan Fons en “María” de Lyvan Verdecia y Melissa Fernández. Fotografía: Simon Soong (cortesía)

Después del único intermedio de la noche, la función cerraría por todo lo alto con un “The Four Seasons” donde Yanis Pikieris se sacude la pátina del tiempo, muestra intacta su creatividad y reclama su lugar como un artista importante en la historia de la coreografía miamense.

Así las cosas, Pikieris transforma un éxito de antes en algo nuevo y actual, e incluso le adiciona algo de magia. Un viento suave y agradable -casi visible- mueve toda la coreografía y la música de Vivaldi se escucha agradecida.

En la sección “Winter” del ballet “The Four Seasons” con coreografia de Yanis Pikieris: (de izquierda a derecha) Mayrel Martínez y Fabián Morales, Meisy Laffite y Stephan Fons, y Miranda Montes de Oca y Alexey Minkin. Fotografía: Simon Soong (cortesía)

Es evidente que todos los bailarines disfrutan la experiencia y la compañía se ve magnifica en su conjunto, pero hay que destacar que en la sección dedicada al verano, Fabian Morales y Emily Bromberg logran un trabajo de pareja de rara perfección. Incapacitados para lucir mal, ambos son el epítome de la belleza cuando se detienen y las luces de Samuel Deshauteurs parecen fotografiar la imagen, quizás para facilitar que la guardemos por siempre en la memoria.

Emily Bromberg y Fabián Morales en la sección “Summer” de “The Four Seasons” de Yanis Pikieris. Fotografía: Simon Soong (cortesía)

Lo prometido es deuda y debemos dedicarle a “Touch Me” y a Daniel White la atención que se merecen.

“Touch Me” fue creado por Gerald Arpino como un showstopper y está destinado a funcionar como tal (el trabajo excelente de Cameron Basden como répétiteur es asegurar que así sea). Lo importante no es reseñar lo que tiene lugar en escena durante los 7 minutos que dura la obra, sino la particularidad del trabajo de su intérprete.

Daniel White asume la tarea como un euritmista y su cuerpo, hecho de músculos magros y dibujado en líneas de asombrosa nitidez, es el instrumento prodigioso que le permite hacer de “Touch Me” un viaje exploratorio íntimo y personal. Más allá de la maestría técnica y del conocimiento del estilo, White parece construir su ejecución utilizando los tres aspectos del alma que definió el filósofo austriaco Rudolf Steiner como pensamiento, sentimiento y voluntad.

Daniel White en “Touch Me” de Gerald Arpino. Fotografía: Simon Soong (cortesía)   

El uso extravagante de sus extremidades y la amplitud de sus movimientos, no le impiden regodearse en los pequeños detalles y la expresión de su rostro jamás se entrega al melodrama. Su manejo del vestuario le rinde homenaje al trabajo pionero de Loïe Fuller y su inventiva lo emparenta con los bailarines-ilusionistas de Momix. El trazo es de Arpino y el fantasma de Alvin Ailey sigue estando presente, pero la esencia es toda suya.

Al llegar a este punto, usted ya debe haberse hecho una idea del privilegio que tuvieron los que asistieron al SMDCAC para disfrutar del regreso de DDTM y se encontraron con Daniel White.

ArtburstMiami.com es una fuente sin fines de lucro de noticias sobre teatro, danza, artes visuales, música y artes escénicas. Suscríbase a nuestro boletín y nunca perderá un artículo.

latest posts

Vuelve la zarzuela a Miami con ‘Luisa Fernanda...

Posted By Jesús Vega,

Una versión lite en dos actos que sigue lo esencial de la trama. 

Ilisa Rosal y Ballet Flamenco La Rosa estrenan en línea...

Posted By Orlando Taquechel,

Un trabajo inusual e intrigante para disfrutar de toda la belleza, gracia, estilo y poder del Flamenco.

La oferta teatral del IV Open Arts Fest Miami en Artefa...

Posted By Jorge Herrera-Monroy,

Un evento de Artefactus Cultural Project y una apuesta por la cultura en el sur de la Florida.