Artículos En Español

Dimensions Dance Theatre of Miami: atrevimiento y belleza

Posted By Orlando Taquechel
Caption: Gabriela Mesa y Fabián Morales en “La luna y los hijos que tenía” de Vicente Nebrada. Fotografía: Simon Soong (cortesía de DDTM).
November 26, 2018 at 3:55 PM

El título del programa, “Ballet: Bold and Beautiful” era una promesa que los bailarines de Dimensions Dance Theatre of Miami (DDTM) se encargaron de hacer realidad sin problema alguno, una y otra vez, durante el regreso exitoso al South Miami-Dade Cultural Arts Center (SMDCAC) de la compañía fundada y dirigida por Jennifer Kronenberg y Carlos Guerra.

Definitivamente, el atrevimiento y la belleza que han caracterizado a esta compañía desde su debut en noviembre de 2016 en el Miami-Dade County Auditorium nos hacen recordar la famosa expresión “el que no lleva la belleza dentro del alma no la encontrará en ninguna parte.” La cita es el escritor español Noel Clarasó (1988-1985).

El programa presentado estuvo integrado por cuatro obras. Cada una de ellas es un trabajo hermoso por derecho propio.

La encantadora “Reflections”, que abrió el programa, es una pieza sin argumento de estilo neoclásico para diez bailarines (tres pas de deux incluidos) que fuera concebida originalmente por Gerald Arpino en 1971 y recreada en 1985. El montaje es de Cameron Basden. La música es de Tchaikovsky.

A continuación se presentaron dos duetos: el impulsivo “Ardor” de Jenna Lee,  que utiliza la música del “Verano” de “Las Cuatro Estaciones” de Vivaldi en arreglo de Max Richter y el tierno “If” del Yanis Eric Pikieris que se apoya en música de Michael Nyman y resultó ser una sorpresa muy agradable interpretado por el propio Pikieris y una luminosa Claudia Lezcano.

Las funciones de DDTM terminan siempre con un crowd pleaser. En su debut fue “Juanita y Alicia” de Septime Webre y después vinieron “Fiebre” del venezolano Vicente Nebrada con canciones de La Lupe, “Light Rain” de Gerald Arpino (la obra que los ubicó súbitamente en el primer plano de la danza en Miami y alertó al resto del mundo sobre su existencia), “Fractales” de Tania Vergara y “Tangos del Plata” de Leonardo Reale. En esta oportunidad le tocó el turno a “La luna y los hijos que tenía”.

Merece la pena recordar que Kronenberg y Guerra son mucho más que dos bailarines de larga trayectoria. Ellos son autores de un libro sobre la técnica del pas de deux (el baile de pareja en el ballet) y verlos bailar juntos – demostrando como se hace – es una de las razones por las que el público llena los teatros donde se presentan.

DDTM cuenta también con otros artistas que han logrado llamar poderosamente la atención en actuaciones específicas como Eduardo Iglesias (espléndido en “Tangos del Plata”), Claudia Lezcano (inolvidable en “Space Between Words”) y las experimentadas Trisha Carter y Chloe Freytag. Otros están simplemente esperando la llegada del material apropiado.

Todos son excelentes pero hay que reconocer que Gabriela Mesa y Fabián Morales son las figuras emblemáticas del grupo y constituyen un caso aparte.  Ambos son intérpretes persuasivos y ejecutantes virtuosos cuyo trabajo de pareja es fascinante por su fluidez, épico por su precisión e inquietante por su esencia voluptuosa. “Light Rain” fue la obra que los estableció como estrellas pero cada una de sus apariciones es un hito.

Así las cosas, es un placer reseñar que Mesa y Morales reafirmaron su singularidad con el tercer pas de deux de “Reflections” (el estilo Arpino les viene como anillo al dedo) y en el dueto de Nebrada titulado “Bella Ilusión” (no podía llamarse de otra forma, el casting es perfecto).

Por su parte, Kronenberg y Guerra parecen haber encontrado con “Ardor” el vehículo estelar que han estado buscando para el momento de la carrera en que se encuentran (mitad directores principiantes, mitad intérpretes maduros). “Ardor” tiene la idoneidad que no mostraron “Ante el Escorial” de Yanis Pikieris, “Piazzola x 6” de Tania Vergara, “Transparente” de Ronald Savkovic, Stepping Into Blue” de  Tara Lee y “Echoes” de Hannah Baumgarten.

Por último, se impone hacer referencia a lo que significa para DDTM lanzarse de lleno a la conquista de un estilo tan ajeno a ellos como el de ”La Luna y los hijos que tenía”, inspirado en una leyenda de antes de la colonización  sobre indígenas que tenían la creencia de haber sido engendrados por la Luna.

La obra de Vicente Nebrada, que data de 1975,  fue la primera creación de este para el Ballet Internacional de Caracas. El montaje para DDTM es de Yanis Pikieris y Zane Wilson.

Al atrevimiento (aún contando con Edward Villella como ensayador) de intentar Balanchine en el programa que clausuró la temporada 2017-2018 del grupo, Kronenberg y Guerra agregan ahora el desafío de una puesta en escena de elaboración teatral del folklore que incorpora ritmos indígenas, el joropo y los tambores africanos.

El trío Venezuelan Percussion Ensemble que integran Miguel Hernández, Kati Fernández y Willy Mayo Martínez los acompaña en vivo y el resultado final no es todavía un montaje del todo conseguido pero es un logro estimable y una experiencia disfrutable. “La luna…” no pierde su atractivo ni en los momentos en que el estilo se descontrola y el dibujo coreográfico pierde limpieza.

De igual manera se le agradece que nos permita reconocer soluciones expresivas que tienen origen folklórico y apreciar el desempeño de todos los participantes. En este contexto se destacan la inusitada sinuosidad del cuerpo de Chloe Freytag, la autoridad de las elevaciones de Kevin Hernández y la fuerza expresiva del torso de Natanael Leal.

“La luna…” dura 40 minutos e inevitablemente se siente algo larga pero tiene un cierre trepidante con todos los participantes en escena que provoca una ovación de pie llena de entusiasmo. Algo  que evidencia la satisfacción de una audiencia que no abandona la sala hasta el momento en que es requerida por los empleados del teatro.

latest posts

Doral expone en parques públicos esculturas monumentale...

Posted By Jose Antonio Evora,

“A veces una pintura me sugiere una escultura, y al revés”, dice Valdés.

Teatro cubano… punto de partida del teatro en español e...

Posted By Wilfredo Ramos,

Para acercarnos al teatro realizado en la lengua de Cervantes en Miami, nos vemos en la necesidad de hablar de exilio.

Molière en teatro virtual de la mano de NWSA 

Posted By Jose Antonio Evora,

“Aquí yace Molière, el rey de los actores. Ahora está haciendo de muerto, y de veras que lo hace bien”.