Artículos En Español

A escena en Miami el segundo estreno mundial de Nilo Cruz en menos de un año

Written By Jose Antonio Evora
July 28, 2022 at 2:32 PM

Hannia Guillén y Leo Oliva en una escena de “Kisses Through the Glass” (Besos a través del cristal), la obra de Nilo Cruz, estreno mundial en el Miami-Dade County Auditorium, en una foto tomada durante los ensayos y gentilmente cedida a Artburst Miami por el propio autor y director de la obra. Fotografía: Nilo Cruz (cortesía)

Por segunda vez en menos de un año, el laureado dramaturgo y director teatral Nilo Cruz escoge el Miami-Dade County Auditorium para el estreno mundial de una de sus obras. Ahora se trata de “Kisses Through the Glass” (Besos a través del cristal), que subirá a escena hoy jueves 28 de julio a las 8:30 de la noche, para volver el viernes y el sábado a la misma hora, y luego a las 5:00 de la tarde el domingo.

La semana siguiente habrá también cuatro funciones en los mismos horarios, todas en inglés con traducción simultánea de audio en español. El estreno anterior en el MDCA fue en noviembre pasado: “Hotel Desiderium”.

Cruz escribió “Kisses Through the Glass” en 2020, a principios de la pandemia, encerrado en su apartamento de Miami y pensando cómo hacer teatro en las condiciones de aislamiento que impuso el coronavirus. De hecho, recuerda que inicialmente la imaginó más como una especie de pieza para radio, muy narrativa, con un lenguaje capaz de sustituir el acercamiento escénico de los actores.

“Se hablaba entonces de que lo mejor sería hacer teatro al aire libre”, dice, “y como la obra se desarrolla dentro de un camión, pensé que usáramos el estacionamiento del Dade County Auditorium con los espectadores protegidos en sus vehículos, escuchando a través de un sistema que permite transmitir las voces de los actores a los radios de los carros, y que sus luces funcionaran como iluminación de un teatro arena… Porque había que mantener el teatro vivo, pero ya después se vinieron flexibilizando las cosas”.

La obra es un viaje de dos personajes: una actriz y un camionero.

“No se menciona país ni ciudad, pero sí se dice que es en invierno: ella lo ve a él en el reflejo de un cristal mientras toman café en una estación, se conocen y ella le pide que la lleve a un sur que puede ser lo mismo Miami que Cayo Hueso que Buenos Aires”, relata el autor. “Es el viaje de estos dos individuos en el camión mientras juegan al peligro, a exponerse o a protegerse, y el espectador se pregunta: ¿será ella el mal, será la muerte, o será él? El amor que surge en el viaje quizás pueda ser –o es– imposible, porque el miedo está dentro de ellos al temer que se hagan daño si se acercan. Yo diría que es de cierta forma una obra apocalíptica”.

Aunque al escribir entiende que la palabra toma vuelo, Nilo Cruz asegura saber también que la palabra viene de algo muy concreto, en este caso el mal de la pandemia. “Un mal que a todos nos ha cambiado la vida, y desafortunadamente nos sigue cambiando la vida como se la cambia también a estos personajes”, manifiesta el dramaturgo.

“Es el viaje de estos dos individuos en el camión mientras juegan al peligro, a exponerse o a protegerse, y el espectador se pregunta: ¿será ella el mal, será la muerte, o será él?”, dice de su obra el laureado teatrista Nilo Cruz. Fotografía: Nilo Cruz (cortesía)

Nacido en 1960 en Matanzas, Cuba, Cruz fue traído por su familia a Miami en 1969 y se establecieron en la Pequeña Habana. Estudió teatro con Teresa María Rojas en el grupo Prometeo del Miami-Dade College, y a los 28 años decidió irse a vivir a Nueva York, donde fue discípulo de María Irene Fornés. En 2003 se convirtió en el primer autor latino ganador de un Premio Pulitzer en la categoría de drama con “Ana en el Trópico”. A la pregunta de por qué luego dejó Manhattan en plena consagración para regresar a Miami, Cruz responde que Miami es su casa.

“Me di cuenta de que en Nueva York no se puede inventar nada: allí ya todo está inventado”, dice el teatrista. “Pensé: si me establezco en otro lugar, puedo crear cierta diferencia en esa comunidad… aparte de querer escapar del frío. Estaban pasando cosas aquí en las artes visuales, no solo Art Basel, y me dije: ‘Si está ocurriendo todo eso, ¿por qué no también en teatro?’ Uno tiene que estar en un lugar que le dé cierta inspiración, y a mí Miami me inspira, desde el clima, aunque últimamente no estoy escribiendo sobre Cuba ni sobre mi infancia…. Pero siempre mantengo una conexión no solo con Nueva York, sino con el resto del mundo, porque mis obras se han hecho también en Japón, en Rusia… Pero de eso se encarga mi agente”.

Es importante formar parte de la comunidad y aportar a la comunidad artística aquí en Miami, dice Cruz.

“En esta ciudad hay actores muy talentosos a quienes hay que darles trabajo; son actores que conocen ya mi escritura, mi estilo de teatro, y eso me facilita aprender con ellos en cada nuevo proyecto que estoy haciendo”, añade.

Una obra es una cosa cuando terminas de escribirla, y otra cuando empiezas a investigarla a través de los actores que van a representarla, comenta el dramaturgo.

“El aprendizaje nunca termina: de hecho, se lleva a otro nivel en cuanto la pones en manos de los actores en los ensayos”, dice. “El proceso del escritor es así, entiendes lo que escribes como por encima y empiezas a profundizarlo con los actores, te das cuenta de qué trata en realidad la escena”.

Pone como ejemplo el ensayo de “Kisses Through the Glass” la víspera de nuestra conversación. “Ayer fue un día de descubrimiento”, cuenta el autor. “El trabajo que hago en esta ciudad es más de investigar, explorar, descubrir; no siento la presión que tenía antes en Nueva York. Usualmente haces una primera versión y después que la trabajas con los actores la reescribes; son actores que ya me conocen y son como una familia de teatro”.

Sospecho que hay denominadores comunes entre “Kisses Through the Glass” y “Hotel Desiderium”, le digo.

“En todo mi trabajo hay temas que se repiten continuamente, y a veces es el mismo tema visto desde otro ángulo”, responde. “No podría explicar por qué ni si estoy consciente de eso, porque creo que es algo subconsciente… El escape de la realidad se repite en todas mis obras, porque de cierta manera yo también, como exiliado, tuve que escapar de Cuba, y ese escape, que era físico, era a la vez un escape imaginario, de la opresión de la vida y de lo que vi cuando era niño, y cuando era niño escapaba a través de la imaginación”.

Escrita a principios de la pandemia, “Kisses Through the Glass” habla de “un mal que a todos nos ha cambiado la vida, y desafortunadamente nos sigue cambiando la vida, como se la cambia también a estos personajes”, manifiesta el dramaturgo, Premio Pulitzer de drama en 2003. Fotografía: Nilo Cruz (cortesía)

Todos sus personajes toman vuelo a través de la imaginación, subraya Cruz: escapan de su existencia inmediata.

“Otro tema que se repite es el de los personajes que se proyectan uno en otro”, explica. “En ‘El Color del Deseo’ hay un americano que busca un amor del pasado y trata de proyectarlo en una actriz, y le pide que actúe como otra mujer que fue parte de su vida”.

Obviamente, el éxito que le trajeron “Ana en el Trópico” y el Premio Pulitzer ha cambiado para bien la carrera del autor Nilo Cruz, pero le pregunto si ha transformado además a la persona que es Nilo Cruz.

“Creo que es el mismo autor, que no ha dejado que los triunfos opaquen su visión”, manifiesta. “Estoy mucho más interesado en mi desarrollo artístico, en no repetir un éxito. Los temas se repiten, pero no literalmente, sino como nuevas exploraciones desde ángulos distintos. Es el mismo autor: creo que sigo siendo humilde; hay que ser humilde, porque si lo eres existe cierta aceptación, que yo creo que es importante para el autor: someterte, dejarte llevar por los personajes, por el tema, y no manipularlos”.

Recuerda que cuando Chéjov terminó de escribir “Tres hermanas”, dijo: ‘No me quedó como yo pensaba que iba a ser la obra”.

“Y es lo que me interesa a mí, porque así es la vida”, asegura Cruz. “Cuando tienes un hijo, tratas de educarlo, pero ese niño o esa niña tiene que tomar su camino, tiene que crecer a su manera. Uno puede guiar, pero en verdad la obra, el personaje o la persona florece por sí misma, y hay que dejar que sea así”.

Estreno mundial de “Kisses Through the Glass” (Besos a través del cristal) en el Miami-Dade County Auditorium. Julio 28, 29 y 30, 8:30 pm, y domingo 31, 5:00 pm; agosto 4, 5 y 6, 8:30 pm, y domingo 7, 5:00 pm. Boletos en Ticketmaster.com o en persona en la taquilla del teatro de lunes a viernes entre 9 a.m. y 4 p.m., 2901 West Flagler Street, Miami, FL 33135

ArtburstMiami.com es una fuente sin fines de lucro de noticias sobre teatro, danza, artes visuales, música y artes escénicas. Suscríbase a nuestro boletín y nunca perderá un artículo.

latest posts

Un José Manuel Ghiso Diferente en su Esperado Regreso a...

Written By Orlando Taquechel,

José Manuel Ghiso (al frente, centro) en clase con la compañía en febrero de 2022. Fotografía: Edward Lora / archivo personal de J.M.Ghiso (cortesía) Después de tres exitosas participaciones en el Festival Internacional de Ballet de Miami (IBFM por sus siglas en inglés) – las dos últimas como partenaire de su esposa, la Primera Bailarina chilena Natalia Berríos – el ex Primer Bailarín

Un simposio sobre los problemas raciales y culturales e...

Written By Orlando Taquechel,

Apoyando y defendiendo a los bailarines de ballet y coreógrafos negros.

REGRESA EL FESTIVAL IFÉ-ILÉ EN DOS SEDES DEL 3 AL 6 DE ...

Written By Orlando Taquechel,

En la Gala de Clausura se presentará “Obini”, coreografía de Neri Torres dedicada a las madres cubanas.